Area privada

Clientes 91 837 38 14 91 837 38 14

¿Aún no eres cliente?

Llámanos 91 151 37 11 91 558 98 48

Compras en rebajas realizadas a través de Internet

14 julio 2014

Frente al comercio tradicional son muchas las ventajas de las compras realizadas a través de Internet, como la comodidad, el ahorro de tiempo, las interesantes ofertas y especialmente el acceso a productos exclusivos, provenientes de países extranjeros o imposibles de conseguir de otro modo.

No obstante, este tipo de compras también tiene cuestiones a tener en cuenta como la fiabilidad de la empresa vendedora, la seguridad en los pagos o la facilidad para hacer valer los derechos derivados de la compra. En particular debe saber que ante un incumplimiento por parte de la empresa, si ésta no tuviera establecimiento en España, la reclamación de sus derechos se hace muy complicada o prácticamente imposible.

En efecto, en general son muchas las incidencias que pueden surgir en las compras a través de Internet. Recuerde prevenir, conociendo sus derechos:

NOTA. Esta información únicamente es aplicable a compras de productos nuevos (no de segunda mano) realizadas por un consumidor final a una empresa con domicilio o con establecimiento permanente en España. Por ello si usted compra a empresas extranjeras es recomendable que antes se asegure de su existencia y fiabilidad

El deber de  información

Las empresas que ofrecen productos o servicios a través de una web deben quedar debidamente identificadas con su nombre o razón social, CIF, domicilio y otros datos de contacto. Recuerde que los teléfonos de atención al cliente no deben ser de tarificación adicional (805, 807 …)

Además previamente a la compra debe facilitarse al consumidor todos los datos relativos al artículo, precio, forma de pago, plazo de entrega, derecho de desistimiento, plazo de validez de la oferta…; esta información será clara y comprensible y debe ser remitida al cliente en soporte papel si éste lo solicita.

La protección de datos personales y la seguridad en los pagos

La política de privacidad de datos de la empresa debe estar publicada en la web. En cualquier caso, procure facilitar únicamente los datos personales obligatorios para la compra y desautorizar cualquier empleo de sus datos para cesión a terceros, envíos comerciales y otros fines publicitarios no deseados.

Finalizada la compra usted podrá hacer valer sus derechos de acceso, rectificación y cancelación de datos.

En cuanto a los pagos, puede comprobar que un sitio es seguro cuando incluye la “S” de sitio seguro "https"; otros indicadores a pie de página son un candado cerrado o una llave, también el lema "Secure Socket Layer (SSL)". En todo caso el modo de pago más seguro es a contrareembolso.

El derecho de desistimiento

Dispone usted de un plazo de 14 días naturales desde la recepción del producto para cambiar de opinión y resolver el contrato, sin gasto ni penalización alguna, siempre que devuelva el artículo sin menoscabo, aunque puede estar desembalado. Es recomendable comunicar ese desistimiento de un modo fehaciente.

El cumplimiento de la garantía. Producto defectuoso

Usted dispone de una garantía legal de dos años contados desde la entrega, que le permite exigir la reparación o la sustitución o, no siendo posible, la rebaja en el precio o la resolución del contrato, conforme a lo dispuesto en la normativa. Le informamos que durante los 6 primeros meses la garantía es más fuerte pues se supone que el defecto es de origen a menos que el vendedor demuestre lo contrario. La reclamación debe dirigirse contra el vendedor y solo en caso de que fuera imposible (p.ej. si el establecimiento ha cerrado) cabe dirigirnos contra el fabricante.

Aparte usted siempre podrá reclamar por los daños y perjuicios que pueda acreditar en caso de adquirir un producto defectuoso.

Otras vicisitudes

  • Envíos no solicitados: toda compra requiere el consentimiento expreso de la persona.
  • Falta de entrega o retraso en la entrega de la compra: el artículo debe ser entregado en 30 días.
  • El producto recibido no se corresponda con lo solicitado: cabe devolución.
  • Sorpresas con el precio final, por falta de información previa relativa a impuestos, gastos de envío y otro tipo de gastos que pudieran surgir. En particular, en las compras en el extranjero pueden devengarse gastos arancelarios adicionales a la compra.
  • Daños en el producto o retrasos en la entrega imputables a transportista: debe dirigirse la reclamación al vendedor como responsable de la entrega.
  • No devolución del precio abonado o entrega de vales, cuando la venta se haya resuelto: cabe reclamación a la empresa vendedora.
  • Difícil o imposible acceso a la empresa vendedora para hacer valer nuestros derechos. Sucede especialmente cuando no está ubicada en España.

La importancua de la prueba

Al tratarse de una transacción a través de Internet es fundamental por seguridad conservar toda la documentación justificativa de la compra (los datos identificativos de la empresa vendedora, los términos legales de su compra y las  condiciones generales de contratación, el pantallazo con el resumen de la operación, el mail de confirmación recibido en su correo personal, justificante de pago, albarán, facturas …). Debemos aclararle que solo están obligados a entregarle una factura en compras superiores a 3.000 €. Es conveniente guardar esa documentación hasta que transcurra el plazo de garantía.

¿Cómo reclamar?

En general debe saber que las compras realizadas a través de Internet se consideran celebradas en el lugar donde usted como consumidor tiene su domicilio, no en el lugar donde está ubicada la empresa. Sin embargo, esto quiebra en el caso de empresas con domicilio en el extranjero que no tengan en España establecimiento, pues en tales casos la reclamación se hace muy difícil o incluso materialmente imposible.

Dicho lo cual, ante cualquier incidencia en su compra que no pueda resolverse amistosamente, conviene lo antes posible dejar constancia escrita de su reclamación que debe dirigir a la empresa que figura en la web, bien mediante correo físico fehaciente dirigido al domicilio social de la empresa o bien a través de la propia web a los puntos de contactos indicados (departamento de atención al cliente u otros mails habilitados de contacto; es posible también que tengan un formulario de reclamaciones).

En aquellos supuestos en que no hubiera respuesta o ésta fuera desfavorable, puede proceder del siguiente modo:

1. Si se trata de una empresa con domicilio o con establecimiento permanente en España, puede dirigir su reclamación:

  • Bien a los organismos de consumo (Oficina Municipal de Información al Consumidor, Juntas Arbitrales de Consumo, Dirección General de Consumo de la Comunidad Autónoma…) correspondientes al domicilio de usted.
  • Bien, cuando procediera, a los juzgados correspondientes a su domicilio.

2. Si se trata de una empresa extranjera ubicada en la Unión Europea: podría cursar su queja a través del CENTRO EUROPEO DE INFORMACIÓN AL CONSUMIDOR.

3. Por último si se trata de una empresa extranjera de un país no perteneciente a la Unión Europea y que no tenga establecimiento permanente ni en España ni en la Unión Europea: la reclamación se hace prácticamente imposible, pues habría que dirigirse a los organismos administrativos o a los tribunales del país donde esté ubicado ese negocio.

No te pueden limitar las unidades si quieres comprar la famosa taza de “Chip”

Desde hace unos meses, una famosa cadena de tiendas británica con presencia internacional, ha ...

leer más

Tú también puedes ser víctima de las plataformas de compraventa

Cada día prolifera más el intercambio de productos entre particulares, esto ha propici ...

leer más
Legálitas Consumidor

10 "trampas" que nos pueden tender en las rebajas

Cuánto descuento hacer queda a decisión del comerciante, solo se puede rotular &l ...

leer más