Area privada

Clientes 91 837 38 14

¿Aún no eres cliente?

Llámanos 91 151 37 11

¿Puedo Dejar de Ir al Trabajo si mi Empresa no me Paga?

01 octubre 2014

Debido a la crisis económica algunas empresas de nuestro país han dejado de pagar los salarios a sus trabajadores. Ante esta situación, los trabajadores afectados se preguntan si pueden dejar de acudir a su puesto de trabajo hasta que le sean abonados los salarios adeudados o por el contrario tiene la obligación de acudir al trabajo a pesar de no cobrar el salario.

El planteamiento legal inmediato es reclamar la cantidad que la empresa le debe, para lo cual se dispone de 12 meses desde que el salario adeudado debió de ser abonado.

Respecto a no acudir al puesto de trabajo hasta que le paguen las nóminas que le deben no es recomendable, pues se estaría incumpliendo su obligación de prestación de servicio, ya que se consideraría abandono del puesto de trabajo y, por tanto, el empleador podría despedirle de forma disciplinaria.

¿Qué puede hacer un trabajador que no cobra su salario?

Reclamar dentro del plazo de un año, pues si en el plazo de esos 12 meses el trabajador no reclama las cantidades que le deben de su salario, dicha deuda no podrá ser reclamada ya que prescribirá.

Se inicia la reclamación mediante la presentación por el trabajador de la papeleta de conciliación ante el Servicio de Mediación, Arbitraje y Conciliación de la Comunidad Autónoma donde trabaje. Es un acto previo a la vía judicial y tiene como fin llegar a un acuerdo satisfactorio para ambas partes.

Si en el acto de conciliación no se llega a un acuerdo o el empresario no acudie a este acto, el trabajador puede interponer una demanda ante el Juzgado de lo Social, acompañando a su demanda el acta levantada en el acto de conciliación por el Servicio de Mediación, Arbitraje y Conciliación.

El juez tramitará la demanda y citará a las partes implicadas a un juicio y resolverá conforme a las circunstancias del asunto y la valoración de la prueba aportada.

Otra opción es la contemplada en el artículo 50 del Estatuto de los trabajadores, que es la rescisión del contrato de trabajo por el trabajador, si puede demostrar que no ha recibido tres recibos de sus salarios de forma continuada y completa o que se lo ingresaron con un reiterado retraso durante más de 12 meses. En tales casos, el trabajador tendrá derecho a las indemnizaciones señaladas para el despido improcedente.

La cena de empresa podría suponer tu despido disciplinario

Excederse con el alcohol, compartir fotos que no se debe, protagonizar determinados actos o hac ...

leer más

Si te toca una cesta en el Sorteo de Navidad, deberías pagar a Hacienda por ella

No es lo mismo la cesta ganada en un sorteo que la entregada por la empresa como regalo. Una se ...

leer más

Derechos del trabajador ante un cambio de sede de la empresa

Ante un cambio de sede que implique a su vez cambio de centro de trabajo, aceptar el traslado, ...

leer más