Area privada

Clientes 91 837 38 14 91 837 38 14

¿Aún no eres cliente?

Llámanos 91 151 37 11 91 558 98 48

¿Es interesante contratar un seguro de decesos?

12 noviembre 2015 Testamentos y herencias

El seguro de Decesos, pese a que se trata de un riesgo de contratación muy extendido, no se encuentra regulado por la Ley de Contrato de Seguro en su redacción original, por lo que se rige exclusivamente por el contenido y pactos de la póliza de seguro.

Esta situación de no regulación ha cambiado en virtud de la promulgación de la Ley 20/2015, de 14 de julio, de ordenación, supervisión y solvencia de las entidades aseguradoras y reaseguradoras, publicada en el B.O.E. del día 15 de julio, y que entrará en vigor el día 1 de enero de 2016, y cuya Disposición Final Primera, apartado cuatro, introduce en la Ley de Contrato de Seguro la regulación del Seguro de Decesos.

Por dicho seguro el asegurador se obliga a prestar los servicios funerarios pactados en la póliza  para el caso de que se produzca el fallecimiento del asegurado.

La Ley prevé expresamente la devolución de excesos de sumas aseguradas, contemplando cuando se prestan los servicios o no por la aseguradora; reintegro de primas del seguro de decesos en caso de concurrencia de seguros en más de una aseguradora; y niega el derecho de oposición a la prórroga del contrato a la Aseguradora. Es decir, ha venido a concretar aspectos no regulados y que suscitaban bastante problemática.

El seguro de decesos tiene como finalidad esencial prever  las consecuencias económicas de un importante desembolso a realizar cuando se produzca el fallecimiento, estimando además el contar con una entidad que se va a ocupar de los trámites y gestiones precisos en tal momento, circunstancias que son a valorar personalmente en cada caso.

Es conveniente comprobar cuidadosamente los servicios contemplados por la póliza del seguro de decesos, si el ámbito del servicio en cuanto al traslado es sólo nacional o también al extranjero, suma asegurada suficiente para evitar que no cubra totalidad de gastos y revalorización de la misma para que ofrezca una cobertura suficiente en relación al coste del servicio con el transcurso del tiempo, progresión aproximada de la prima en función del aumento de edad, etc.

Referencia legal

  • Ley  50/1980, de 8 de octubre, de Contrato de Seguro, art.  106 bis, introducido por la Disposición Final Primera, apartado cuatro, de la Ley 20/2015, de 14 de julio, de ordenación, supervisión y solvencia de las entidades aseguradoras y reaseguradoras.

¿Quién paga ahora los daños de los incendios?

¿Hasta dónde llegan los seguros? Las hipotecas obligan a suscribir un seguro de i ...

leer más

Derechos del trabajador ante un cambio de sede de la empresa

Ante un cambio de sede que implique a su vez cambio de centro de trabajo, aceptar el traslado, ...

leer más

Los hombres consultan más del doble que las mujeres sobre jubilación

Los hombres parecen ser los más preocupados, consultando un 131,58% más que las m ...

leer más