Area privada

Clientes 91 837 38 14 91 837 38 14

¿Aún no eres cliente?

Llámanos 91 151 37 11 91 558 98 48

¿Cómo debo tramitar la baja del suministro de gas?

05 marzo 2015

De igual modo que solicitar el alta en un servicio es una tarea fácil, el usuario no suele tener a su disposición un mecanismo gratuito, ágil y efectivo para gestionar sus bajas del suministro de gas.

La duración de los contratos de suministro de gas es anual y se prorrogará tácitamente por plazos iguales. No obstante, el consumidor podrá darse de baja antes de vencer el año, siempre que lo comunique fehacientemente a la empresa distribuidora con una anticipación mínima de 6 días hábiles a la fecha en que desee la baja del suministro de gas.

El servicio de atención al cliente debe ser gratuito y prestarse de forma que el consumidor tenga garantizada la constancia de su solicitud de baja; para ello, si es un Servicio telefónico, debe informarse al consumidor de su derecho a solicitar acreditación de la misma en cualquier soporte.

Cursada la baja de la compañía del gas deben liquidarse las cantidades adeudadas a la Compañía. No es frecuente que en este tipo de contratos exista un compromiso de permanencia, pero si lo hubiera, debe tenerse en cuenta, pues la baja tramitada antes hace que el cliente pueda tener que abonar a la compañía una penalización por permanencia, a menos que esa baja fuera motivada por un incumplimiento del contrato por parte del operador, como cortes injustificados o no preavisados en el suministro de gas, falta de calidad del servicio, incumplimiento de las tarifas contratadas…

Teniendo en cuenta lo anterior:

  • Antes de tramitar la baja con la compañía de suministro de gas, es conveniente consultar los términos de su contrato, donde podrá comprobar el periodo mínimo de permanencia, consecuencias pactadas en el contrato por baja anticipada y otras cláusulas que pudieran preverse en relación a este tema.
  • Es muy conveniente tramitar la baja por escrito y conducto fehaciente, como mediante burofax con certificado de texto y acuse de recibo.
  • Aunque no esté de acuerdo con algún concepto de la última factura y haya efectuado su reclamación, no deje de pagar las facturas generadas, pues puede provocar, entre otros efectos, su inclusión en los llamados Ficheros de Morosos. Si la reclamación tiene éxito, su compañía deberá devolverle lo que Vd. pagó de más.
  • Finalmente, recuerde que su compañía del gas no puede incluirle en Registros de Impagados en tanto no transcurra el periodo fijado para el pago. Si lo hiciera también puede reclamarlo.

Para solucionar los problemas que se puedan plantear en la relación con la compañía suministradora de gas, baja, error de facturación, etcétera, es recomendable contar con un abogado especialista en consumo, que nos proteja y asesore ante cualquiera de estas situaciones. 

Referencia legal

  • Arts, 37, 40 y Anexo II Real Decreto 1434/2002, de 27 de diciembre, por el que se regulan las actividades de transporte, distribución, comercialización, suministro y procedimientos de autorización de instalaciones de gas natural.

Diferencias entre crédito y préstamo bancario

Hay términos que, coloquialmente, se utilizan como sinónimos pero que no son tales. En ...

leer más

¿Qué se consideran “causas de fuerza mayor” y qué supone para el viajero?

En los últimos días estamos viendo como los medios de comunicación se est&aacut ...

leer más

Los chiringuitos de playa también tienen responsabilidades

Ir a la playa y pedir una paella o unos bocadillos en sus chiringuitos. Parece un plan perfecto para ...

leer más