Area privada

Clientes 91 837 38 14 91 837 38 14

¿Aún no eres cliente?

Llámanos 91 151 37 11 91 558 98 48

El voto por correo

07 diciembre 2015

Aun cuando la LOREG, en su artículo 72, parece vincular el sufragio por correspondencia al hecho de no hallarse el elector en su localidad el día de la jornada electoral,  sin embargo el voto por correo es un derecho que cualquier ciudadano puede ejercitar, sin necesidad de dar explicación alguna de las razones por las cuales se decanta por esta modalidad de sufragio activo.

Desde el mismo día de la convocatoria de las elecciones, 27 de octubre de 2015, hasta el próximo día 10 de diciembre, quien opte por ejercitar el voto por correo puede solicitarlo en cualquier oficina de Correos. En este punto es imprescindible realizar una clara advertencia: una vez solicitado el voto por correo, queda imposibilitada cualquier opción de voto presencial. Y ello con independencia de que la persona que haya solicitado el voto por correspondencia decida no culminar el procedimiento de voto por correo. La simple solicitud ya excluye, de manera definitiva, el voto presencial.

Una vez cumplimentada la solicitud ante el funcionario de Correos (trámite que ha de ser personal y previa presentación del DNI, pasaporte o carnet de conducir originales), dicha solicitud será remitida a la Oficina del Censo electoral. La Oficina del Censo comprobará que el solicitante está incluido en el censo, anotará que es un elector por correo (lo que impide ya el voto presencial), y enviará por correo certificado a la persona interesada un sobre con el siguiente contenido:

  • una certificación de su inscripción en el censo
  • una papeleta de cada candidatura y por cada proceso electoral (Congreso y Senado)
  • un sobre de votación (uno por cada elección)
  • un sobre con la dirección de la Mesa donde le hubiera correspondido votar presencialmente, que es el sobre de retorno.

Esta documentación, remitida por la Oficina del Censo, debe ser recibida personalmente por el interesado (nadie en su nombre), previa exhibición de su documento de identificación.

Una vez decidido el voto por  el interesado, introducirá la papeleta designada dentro del sobre de votación de Congreso y Senado (como ordinariamente se hace), y estos sobres, ya cerrados, se introducirán junto con el certificado censal en el sobre de retorno, que deberá ser entregado personalmente en su Oficina de Correos para que se envíe por correo certificado a la Mesa Electoral (sin coste económico alguno). El plazo para realizar esta operación finaliza el 16 de diciembre de 2015.

Como hemos visto, elegir votar por correo supone hasta tres actos presenciales ante el funcionario de Correos:

  1. solicitud del voto
  2. recepción de la documentación
  3. entrega del sobre de retorno

Cada trámite previa identificación personal, con el original del DNI, Pasaporte o carnet de conducir. Como excepción, en caso de enfermedad o incapacidad para realizar esos actos, se puede apoderar a un tercero para su gestión, lo cual se acredita con certificación médica oficial y gratuita y mediante poder de representación notarial y también gratuito. Es una excepción que está sometida también al control, en cada caso, de la Junta Electoral de Zona.

La Oficina de Correos custodiará los sobres de voto por correo hasta el día de la jornada electoral, que serán entregados a los Presidentes de cada Mesa a las 9 de la mañana, aunque durante todo el día la Mesa puede estar recibiendo, siempre a través del Servicio de Correos, votos por correo.

A las 20:00 horas, una vez cerrado el colegio electoral, se introducirán en la urna los votos por correo que hasta ese momento se hayan recepcionado en cada Mesa, previa comprobación del certificado censal con el censo oficial que consta en su correspondiente Mesa.

Una de las incidencias más frecuentes que solventan las Juntas Electorales de Zona durante la jornada electoral es la presencia de un ciudadano que, habiendo votado por correo, o incluso habiéndolo solicitado pero no culminado, pretende votar presencialmente y que se anule su voto por correo, con el argumento de que no se ha incluido aún en la urna de votación. Esto es imposible de atender, puesto que dicho ciudadano ya ha votado, aunque aún no se haya depositado, formalmente, su voto en la urna. Está contemplado, incluso, como delito electoral, el doble voto e infringir las normas relativas al voto por correo (artículos 141 y 142 LOREG), con penas de hasta dos años de prisión.

Alberto Manzaneda

Abogado de Legálitas

Importantes novedades sobre las hipotecas multidivisa

Novedades sobre las hipotecas multidivisa Acabamos de conocer una importante sentencia del Tribunal ...

leer más

Que la herencia no sea tu pesadilla

El testamento facilita el reparto de la herencia e identifican a los beneficiarios, aunque debe ...

leer más

¿Quién paga ahora los daños de los incendios?

¿Hasta dónde llegan los seguros? Las hipotecas obligan a suscribir un seguro de i ...

leer más