Area privada

Clientes 91 837 38 14 91 837 38 14

¿Aún no eres cliente?

Llámanos 91 151 37 11 91 558 98 48

¿Qué hacemos si nos dejan el coche abandonado en el taller por no pagar la reparación?

01 julio 2014

Los responsables de talleres se enfrentan a veces al abandono de los vehículos por parte de propietarios que no acuden a pagar la factura o recoger el presupuesto. Así, se convierten en depositarios de un bien ajeno que tienen el deber de custodiar y del que responsabilizarse ante las incidencias que puedan ocurrirle.

La ocupación innecesaria de espacio y los riesgos que corre el taller ante cualquier deterioro de ese vehículo urgen a buscar una solución legal que debe respetar los derechos legales del cliente.

El articulo 15 del  Real Decreto 1457/1986 de 10 de enero, por el que se regulan la actividad industrial y la prestación de servicios en los talleres de reparación de vehículos automóviles de sus equipos y componentes establece:

1. Todos los talleres están obligados a entregar al cliente factura escrita, firmada y sellada, debidamente desglosada y en la que se especifiquen cualquier tipo de cargos devengados, las operaciones realizadas, piezas o elementos utilizados y horas de trabajo empleadas, señalando para cada concepto su importe, de acuerdo con lo que se indica en los artículos 12 y 14 del presente Real Decreto.

2. Únicamente podrán devengarse gastos de estancia cuando, confeccionado el presupuesto o reparado el vehículo, y puesto en conocimiento del usuario este hecho, no proceda dicho usuario al pronunciamiento sobre la aceptación o no del presupuesto o a la retirada del vehículo en el plazo de tres días hábiles. En todo caso, dichos gastos de estancia solo procederán cuando el vehículo se encuentre en locales bajo custodia del taller y por los días que excedan del citado plazo.

Por tanto, sólo los talleres podrán cobrar gastos de estancia una vez hecho el presupuesto o realizada la reparación, si, una vez hecha la notificación comunicando  de forma fehaciente al cliente la finalización de los trabajos de reparación (correo certificado, burofax, telegrama, conducto notarial...), pasan tres días hábiles sin que el propietario recoja su vehículo.

En todo caso, dichos gastos de estancia solo procederán cuando el vehículo se encuentre en locales bajo custodia del taller y por los días que excedan del citado plazo, y en el taller deberían anunciar y publicitar el coste diario de esos gastos.

Las vías de actuación tras la comunicación fehaciente, sin obtener resultado,  serían, entre otras:

1.- Reclamación judicial: recomendable si el importe de la factura es muy elevado.

2.- Comunicar en la notificación fehaciente que si no recoge el vehículo en una fecha concreta será aparcado en una calle próxima a su domicilio, eximiéndose el taller de cualquier responsabilidad desde ese momento. Esta última notificación estaría firmada por dos testigos imparciales que testifican la nueva localización del vehículo, siendo igualmente aconsejable que firmen alguna fotografía del estado en  que se deposita el vehículo.

3.- Estas soluciones no sólo generan más gastos al taller y dilación en el tiempo, sino que podían acarrear otros problemas, al no existir seguridad jurídica absoluta, por lo que la mejor opción es  actuar en base a  la última modificación de La Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial (RDL 339/1990, de 2 de marzo] que realiza la Ley 18/2009, de 23 de noviembre,  que establece en su articulo 86 que la administración competente en materia de gestión de tráfico podrá ordenar el traslado del vehículo a un Centro Autorizado de Tratamiento de Vehículos para su posterior destrucción y descontaminación (…), cuando, recogido como consecuencia de avería o accidente del mismo en un recinto privado, no se hubiese retirado en el plazo de dos meses.

Con anterioridad a la orden de traslado del vehículo, la administración requerirá al titular del mismo advirtiéndole de que, de no proceder a su retirada en el plazo de un mes, se procederá a su traslado a un Centro Autorizado de Tratamiento.

El tratamiento residual de vehículos, recogido en el artículo 86, supone la regulación jurídica del problema de "abandono de vehículos", estableciendo un proceso claro, sencillo y concreto para dar solución a un recurrente problema de los talleres.

Cuando pagas con tarjeta, el comercio pierde dinero

Un gesto tan simple como es el de pagar cualquier compra con tarjeta de crédito hace que el c ...

leer más

Ante una Inspección de Sanidad

¿Cómo debemos afrontar una inspección de sanidad en materia de alimentaci&oacut ...

leer más

Cuida la reputación online de tu negocio

Es un hecho que los consumidores consultamos cada vez más en internet la opinión de ot ...

leer más