Area privada

Clientes 91 837 38 14 91 837 38 14

¿Aún no eres cliente?

Llámanos 91 151 37 11 91 558 98 48

El despido nulo y los salarios de tramitación

16 junio 2014

En el caso de que un despido sea declarado nulo por el juzgado ¿El empresario debe obligatoriamente readmitir al trabajador o puede negarse? ¿Qué ocurrirá  si el empresario lo readmite y el trabajador se niega por la tensión que ya puede haber en la relación laboral?

La declaración del despido nulo tiene como consecuencia la condena al empresario a la inmediata readmisión del trabajador, sin que quepa su sustitución por la indemnización a conveniencia del trabajador.

También deben procederse al abono de los salarios dejados de percibir desde la fecha del despido hasta que la readmisión tenga lugar.  La totalidad de los salarios de tramitación corre a cargo del empresario, en el supuesto de despido nulo. No se aplica la responsabilidad del Estado por el tiempo de tramitación superior a 60 días.

Cuando como consecuencia de la resolución judicial se produzca la readmisión del trabajador o, incluso, aunque no se produzca por obstrucción del empleador, las cantidades que hubiera venido percibiendo el trabajador en concepto de prestaciones por desempleo se consideran indebidas por causa no imputable al trabajador. El empresario debe comunicar a la entidad gestora la readmisión en el plazo de 5 días desde que se produjo, y reintegrar a la misma las cantidades percibidas por el trabajador en concepto de prestaciones por desempleo, deduciéndolas de los salarios de tramitación que le pudieran corresponder, con el límite de tal importe. A su vez, debe instar el alta con efectos desde la fecha del despido, cotizando por todo ese período a la Seguridad Social, que se considerará como de ocupación cotizada a todos los efectos.

El trabajador debe recibir, en concepto de salarios de tramitación, una cantidad igual a la suma de los salarios dejados de percibir desde la fecha del despido hasta que la readmisión tenga lugar o hasta que se notifique la sentencia, o bien hasta que se haya encontrado nuevo empleo (si tal colocación es anterior a la sentencia), bien sea por cuenta ajena como por cuenta propia. Si el empresario prueba la cantidad percibida, ésta se descuenta de los salarios de tramitación, en caso de falta de prueba de la cantidad percibida, se presume la cuantía del salario mínimo interprofesional.

También ha de descontar la cuantía que el empresario debe reintegrar a la entidad gestora por las prestaciones de desempleo que el trabajador haya percibido con el límite de dichos salarios.

Si se acredita que el trabajador no puede ser readmitido a la empresa por cese o cierre de la misma, se declara extinguida la relación laboral. El trabajador percibirá la indemnización y salarios dejados de percibir.

Referencia Legal

  • Artículo  55.5 del Real Decreto Legislativo 1/1995, de 24 de marzo, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores.

Legálitas elabora para Expansión dos guías legales para Pymes y Autónomos

Expansión, diario líder en información económica y de mercados, ha lanza ...

leer más
Contrato

Novedades del proyecto de ley para autónomos que ha aprobado el Congreso

El Congreso de los Diputados ha aprobado una nueva batería de reformas que afectan a los trab ...

leer más

Y tú... ¿Sabes qué dice la ley sobre competencia desleal?

Seguro que en más de una ocasión has oído en conversaciones la frase “eso ...

leer más