Si aún no eres cliente,
llámanos GRATIS

900 100 604 900 100 281

o te llamamos nosotros

El efecto “vuelta del verano” frena las consultas sobre separaciones y divorcios

17 septiembre 2015 Legálitas Divorcios y Separaciones
  • Las consultas sobre divorcio aumentan el segundo trimestre de 2015 un 21% sobre el mismo periodo de 2014. Sin embargo este año no registran el tradicional aumento ligado a la “vuelta del verano”.
  • Aumentan las formas legales de poner fin a una relación. La Ley de Jurisdicción Voluntaria ha introducido la posibilidad de divorciarse ante notario en determinados casos.

Legálitas viene constatando, desde hace años de manera habitual, como la vuelta de vacaciones de verano conlleva un incremento en las consultas que los clientes realizan relacionadas con divorcios, ya sea para llevar a cabo este proceso o simplemente para solicitar información al respecto.

Es conocido que la convivencia más estrecha que se produce durante el verano da lugar a roces que derivan en auténticos conflictos, que hacen que las parejas se planteen una separación.

En concreto, el número de consultas realizadas en relación con el inicio de un procedimiento de separación o divorcio aumentó un 13,86% en septiembre de 2013 respecto a la media mensual del último trimestre (abril, mayo y junio) antes de ese verano; y un 18,40% en 2014. Sin embargo, la tendencia se invierte en la primera quincena de septiembre de 2015, en función de los datos recogidos por Legálitas a través de su Observatorio Jurídico, ya que las consultas han descendido un 13% respecto de la media quincenal del último trimestre de antes del verano.

No obstante ese cambio de la tendencia que hasta ahora nos decía que los divorcios aumentan después del verano, se mantiene el hecho de que los divorcios siguen aumentando año tras año. Legálitas aprecia un aumento de consultas del segundo trimestre de 2015, concretamente un 21% sobre el mismo periodo de 2014, tendencia coincidente con los datos publicados hace unos días por el Instituto Nacional de Estadística, y por el Servicio de Estadísticas del Consejo General del Poder Judicial.

En este sentido, a modo ilustrativo, Legálitas ofrece las diferentes formas existentes para poner fin a una relación de pareja:

Divorcio ante notario

Si finalmente los problemas no se pueden solucionar y se opta por el divorcio o la separación debemos saber que desde el 23 de julio de este año es posible hacerlo ante notario si es de mutuo acuerdo y no tenemos hijos menores de edad o con la capacidad modificada judicialmente y han transcurrido más de tres meses desde que se hubiera contraído matrimonio. El procedimiento es sencillo, ya que únicamente habrá que comparecer de forma personal ante notario, otorgar una Escritura Pública en la que manifestamos nuestro deseo de separarnos o divorciarnos y los acuerdos a los que hemos llegado, acompañados de un abogado. Esa Escritura se inscribirá en el Registro Civil.

En Legálitas no hemos registrado aún un número significativo de consultas sobre el divorcio ante notario, por lo que es posible que aún esta posibilidad no sea muy conocida entre quienes se están planteando poner fin a su matrimonio.

¿Mutuo acuerdo o Contencioso?

En cualquier caso, una de las primeras cosas a plantearnos es si nuestro divorcio o separación puede ser de mutuo acuerdo o por el contrario será contencioso. Hacemos un resumen de sus características:

Divorcio de mutuo acuerdo: Mucho más rápido, sencillo y económico, puesto que permite que ambos cónyuges actúen representados por el mismo procurador y sean también defendidos por el mismo abogado. Se presenta una única demanda acompañada de un Convenio Regulador en el que se recogerán los acuerdos por los que se regirá la separación o divorcio (guarda y custodia de los hijos, pensiones, uso de la vivienda familiar, disolución de la sociedad de gananciales… etc). Ese Convenio será posteriormente ratificado en el Juzgado por ambos cónyuges, previo informe del Ministerio Fiscal si hay hijos menores.

Divorcio express: Así se denominó en 2005 al divorcio de mutuo acuerdo, a raíz de la aprobación de la ley 15/2005 de reforma en materia de Separación y Divorcio, que simplificaba sus trámites ya que permitía acudir al divorcio directamente sin pasar por la separación, siendo únicamente requisito que hubieran transcurrido 3 meses desde el matrimonio.

Divorcio contencioso: En este tipo de procedimiento cada cónyuge presenta una la demanda y cada uno necesitará un abogado y un procurador. En la demanda, cada uno de los miembros de la pareja solicita las medidas por las que considera que deberá regirse la separación o el divorcio (guarda y custodia de los hijos, pensiones, uso de la vivienda familiar, disolución de la sociedad de gananciales… etc) y será el Juez el que en sentencia decida. Es un  procedimiento más largo y costoso que conlleva la celebración de vista judicial en la que cada parte defenderá aportando las pruebas de las que disponga, las medidas que ha solicitado.

Hijos en el matrimonio

En cuanto a los hijos menores del matrimonio, tanto en el divorcio de mutuo acuerdo como en el contencioso, Ministerio Fiscal velará por los intereses de estos que serán escuchados por el Juez en todas las cuestiones que les afecten si tuvieren suficiente juicio y en todo caso si fueran mayores de 12 años. 

Tengo piscina en mi comunidad, ¿debe contar con un socorrista?

En muchas comunidades de vecinos que cuentan con piscina cuando llega la época de calor comie ...

leer más

Combatir el calor con todas las de la ley

Podríamos pensar que todo vale para combatir el calor, pero hay ciertas acciones, aparen ...

leer más

La Fundación Legálitas crea un pozo solidario en Gambia para mejorar la vida de 600 personas

Legálitas reafirma su compromiso con los más desfavorecidos, ayudando a construir un p ...

leer más