Tarjeta bloqueada: todo lo que debes saber

23 Febrero 2022

FacebookwhatsappTwitterLinkedInEmail

Las tarjetas bancarias son uno de los métodos de pago más habituales para sacar dinero de los cajeros automáticos y también a la hora de comprar cualquier tipo de bien y servicio en una tienda física u online. Estos son los casos en los que me pueden bloquear la tarjeta del banco y que debo hacer para desbloquearla.
 

¿Por qué motivos me pueden bloquear mi tarjeta?

El Banco de España destaca que la falta de entrega de la documentación solicitada para actualizarla es una causa para bloquear una cuenta corriente. No obstante, la entidad debe avisar al titular antes de bloquearle la cuenta. Otros de los motivos por los que el banco me puede bloquear la cuenta son el cumplimiento de la normativa de blanqueo de capitales, la revocación del número de identificación fiscal de una pyme o las discrepancias entre los titulares de una misma cuenta. 

También puede suceder que la tarjeta bancaria se bloquee por el olvido de la contraseña. El usuario dispone de tres intentos para introducirla bien. Si tras esas oportunidades seguimos sin recordar el PIN de nuestra tarjeta en el cajero o en el ordenador o smartphone, la cuenta se bloqueará.

¿Qué pasa cuando se bloquea una tarjeta?

El bloqueo solo se produce en la tarjeta y no en la cuenta, por lo que el dinero que tienes en ella sigue disponible y podrás transferir tus recursos o solicitar un retiro sin tarjeta.

¿Cuánto dura una tarjeta bloqueada?

Una tarjeta bloqueada permanecerá sin funcionar hasta que lo solucionemos con el banco. Si no hablas con ellos, puede llegar a caducar sin haber vuelto a funcionar.

¿Puedo comprar con la tarjeta bloqueada?

Con una tarjeta bloqueada no podrás operar. Aunque debes recordar que tu cuenta bancaria no estará bloqueada, por lo que puedes sacar dinero con la libreta o yendo a una sucursal directamente.

¿Cómo desbloqueo mi tarjeta?

Para restituir la contraseña, puedes llamar por teléfono a los números habilitados por cada entidad bancaria o bien a través de Internet, rellenando tus datos personales e información solicitada. Al poco tiempo, el banco te hará llegar tu nuevo código PIN, el cual seguramente te pidan que cambies en el menor espacio de tiempo posible.

También puedes acudir a una sucursal del banco para que un asesor te ayude con el desbloqueo de la tarjeta.

Elije un PIN difícil de adivinar

Pese a que la opción más habitual elegida para la contraseña de la tarjeta sea fechas concretas y familiares para evitar su olvido y posterior bloqueo de cuenta, en Legálitas te recomendamos utilizar un PIN que no sea tan fácil de deducir, por lo que se deben evitar el uso de fechas de cumpleaños, dirección postal u otras fechas como el día de tu boda o el aniversario con tu pareja.

Otra recomendación es no escoger para todas nuestras tarjetas la misma contraseña. De esta manera, si nos roban la cartera o la perdemos con los documentos bancarios y pretenden utilizar las tarjetas de forma fraudulenta, tendrán que averiguar todas las claves de las tarjetas de las que dispongamos, una a una.

Una contraseña fuerte y difícil de adivinar debe tener una considerable extensión e incluir símbolos, mayúsculas, minúsculas y números.

¿Qué debo hacer en caso de robo o perdida de tarjeta? 

  • Si se ha producido esta situación, es decir, te han robado o has perdido la tarjeta bancaria, debes llamar a la entidad y bloquear dicha tarjeta lo antes posible. Además, recomendamos poner la correspondiente denuncia ante los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado.
  • Además, es conveniente apuntar el día del robo y la hora a la que se procedió a bloquear la tarjeta para que, si el ladrón consiguiera hacer uso de ella y utilizar nuestro dinero, pudiéramos reclamar que esa tarjeta ya estaba bloqueada. Como propietario de la tarjeta, deberás hacerte cargo como máximo de los 50 primeros euros gastados por los ladrones si aún no has realizado la pertinente denuncia, por ello es conveniente denunciar los hechos en cuanto se tengan conocimiento de los mismos.
  • Una vez puesta la denuncia, debe ser tu banco quien se haga cargo de esos “cargos fraudulentos”, siempre y cuando, no vean un uso indebido de la tarjeta, por ejemplo, portando en la propia tarjeta el número PIN o llevando un papel con la clave en nuestro bolso o monedero. 

Laura Sierra | Abogada de Legálitas

 
FacebookwhatsappTwitterLinkedInEmail

¿Te ayudamos a elegir?

Tenemos un plan para tí. Y siente el poder de contar con un abogado tantas veces como necesites desde 19,99 € al mes. Servicio anual.

Abre el recomendador

Artículos recientes

Podría interesarte