Si aún no eres cliente,
llámanos GRATIS

900 100 604 900 100 281

o te llamamos AHORA

Un agente especializado contactará contigo lo antes posible de lúnes a viernes de 9.00 a 21:00h.
¡Gracias por confiar en Legálitas! Entendido

o te llámanos nosotros

Llámame

Contrato de obra o servicio: ¿Cuándo pasa a ser indefinido?

24 junio 2015

Cada vez es más habitual que las empresas incorporen en sus plantillas a trabajadores con contratos de obra o servicio, es decir, aquellos que, según su definición legal,  "se conciertan para la realización de una obra o prestación de un servicio determinado, con autonomía y sustantividad propia dentro de la actividad de la empresa y cuya ejecución, aunque limitada en el tiempo, sea en principio de duración incierta".


¿En algún momento la empresa debería convertir el contrato de obra o servicio en indefinido?

Así es, si el contrato de obra o servicio se concertó con anterioridad al 18 de junio de 2010, habrá que estar a la normativa legal o convencional vigente en la fecha en que se celebró el contrato.

Si por el contrario, se concertó con posterioridad, la duración máxima del contrato es de 3 años, ampliables hasta 12 meses más por convenio colectivo de ámbito sectorial estatal o, en su defecto, de ámbito inferior. Transcurridos estos plazos el trabajador se convierte en indefinido.

No obstante, con carácter general, el contrato también puede convertirse en indefinido por su uso injustificado o el incumplimiento de determinadas obligaciones exigidas para su contratación, o por su uso prolongado en el tiempo aunque su concertación cumpla todas las exigencias legales. En este último supuesto, para contratos temporales suscritos a partir del 18 de junio de 2010, adquieren la condición de indefinidos si se cumplen los siguientes requisitos:

  • Haber estado contratado temporalmente durante un plazo superior a 24 meses, con o sin solución de continuidad, dentro de un período de 30 meses. Queda excluido del cómputo del plazo de 24 meses y del periodo de 30, el tiempo transcurrido entre el 31-8-2011 y el 31-12-2012 (periodo en el que estuvo suspendida la adquisición de fijeza), haya existido o no prestación de servicios por el trabajador entre dichas fechas, computándose en todo caso los periodos de servicios transcurridos, respectivamente, con anterioridad o posterioridad a las mismas.
  • Que se hayan concertado dos o más contratos temporales, con las mismas o diferentes modalidades contractuales de duración determinada.
  • No computan a estos efectos los contratos formativos, de relevo e interinidad ni los contratos temporales cuyo objeto sea considerado como parte esencial de un itinerario de inserción personalizado:
    • celebrados en el marco de programas públicos de empleo-formación, y
    • los utilizados por empresas de inserción debidamente registradas.
  • Que los contratos se hayan celebrado con la misma empresa o grupo de empresas, sea directamente o a través de su puesta a disposición por ETT.
  • Es indiferente que los contratos hayan sido para el mismo o diferente puesto de trabajo.

¿Me pueden descontar parte de la nómina si llego tarde al trabajo?

Desde que hace unos meses se puso en marcha la nueva normativa de control horario, es ya ...

Síndrome del trabajador quemado o “burnout”: ¿Puedo pedir una indemnización?

Muchas personas se han visto afectadas en algún momento u otro de su vida laboral por uno o ...

Carta de despido: ¿cómo debe ser y cómo firmarla?

#Actualizado 18 junio 2019. Publicado 21 enero 2015. Uno de los momentos más amargos por los ...

¿Qué es un permiso penitenciario y en qué consiste?

Ante una solicitud de permisos ordinarios o extraordinarios se comprobarán los ...

Cuidado con las novatadas: hasta seis años de cárcel si van demasiado lejos

#Actualizado 12 septiembre 2019. Publicado 14 septiembre 2017. Muchas novatadas son ...