Legálitas consigue que Hacienda anule el proceso de comprobación de valores de la vivienda de Alberto

14 Julio 2022

FacebookwhatsappTwitterLinkedInEmail

La comprobación de valores es un procedimiento tributario por el que Hacienda decide revisar al alza la valoración de un bien declarado previamente, por ejemplo, de una vivienda.

La valoración del inmueble se puede realizar en base a varios criterios, principalmente estos dos: la tasación hipotecaria que haya utilizado el banco para darte el préstamo o bien el valor por coeficientes, es decir, revisan los inmuebles de la zona, su situación, características, etc. y ponen un valor a la vivienda por comparativa respecto al resto.

Esto fue lo que le sucedió a nuestro cliente *Alberto. Tres años después de comprarse una casa, Hacienda le realiza una comprobación de valores por el método del coeficiente y le indica que el valor de su inmueble es más alto que el que pago cuando la compró, por lo que debe abonar la diferencia.

Ante su sorpresa, nuestro cliente se pone en contacto con Nuria Diez, abogada de Legálitas, que estudia el caso y recurre presentando las alegaciones correspondientes. Como las desestiman, la letrada presenta un recurso de reposición y, tras ello, una reclamación económico-administrativa. En esta última, el tribunal da la razón a nuestro cliente, aunque en parte, ya que indica que el medio utilizado para la comprobación de valores no está suficientemente motivado o justificado, pero posibilita que la oficina liquidadora que había mandado la valoración anterior realice una nueva valoración del inmueble.

Entonces, dicha oficina realiza una nueva valoración con el método de la tasación, que concluye que el inmueble tiene un valor más alto del pagado y Alberto tiene que pagar la diferencia. De esta manera, se regresa al punto inicial del caso y la abogada de Legálitas presenta nuevas alegaciones que también desestiman.

Por ello, Nuria Diez aconseja a nuestro cliente contratar a un perito y realizar una tasación pericial contradictoria. Se trata de un procedimiento por el que se valora el inmueble y, si el resultado difiere en más de 10% de lo que señala Hacienda, se acude a un tercer perito, una persona imparcial que es quién determina el resultado final. Si no difiere en más de un 10%, Hacienda admite esa tasación aportada.

De esta manera, nuestra letrada prepara un escrito promoviendo la tasación pericial contradictoria. Así, nuestro cliente tiene que contratar un perito, hacer una hoja de aprecio, esto es, una tasación, y llevar a cabo todo el procedimiento a seguir en estos casos. La sorpresa fue que Alberto no tuvo que llegar a hacer nada de esto porque le enviaron una carta indicándole que archivaban las actuaciones debido a que el perito de la administración había comprendido que el valor que se le asignó en su día cuando compró la vivienda es el valor correcto del inmueble.

Por lo tanto, no fue necesario hacer una tasación pericial contradictoria y se anuló la liquidación y el nuevo procedimiento de tasación iniciado. Lo que es curioso del caso de Alberto es que se promueve la tasación pericial y ni siquiera se llega a ejecutar porque la administración directamente nos da la razón.

Si estás viviendo una situación similar y tienes cualquier duda sobre un procedimiento tributario, nuestros abogados de Legalitas te asesorarán durante todo el proceso ayudándote en lo que necesites como a Alberto.

 

*El nombre de nuestro cliente ha sido cambiado para proteger su identidad.

 

Casos reales Fiscal
FacebookwhatsappTwitterLinkedInEmail

¿Te ayudamos a elegir?

Tenemos un plan para tí. Y siente el poder de contar con un abogado tantas veces como necesites desde 19,99 € al mes. Servicio anual.

Abre el recomendador

Artículos recientes