Legálitas consigue que a Elisa le reconozcan su clasificación profesional y le suban el sueldo y su cotización 180 euros al mes

03 Noviembre 2023

FacebookwhatsappLinkedInEmail

La clasificación profesional constituye una pieza clave para determinar el régimen jurídico de la relación laboral, así como para concretar el contenido de la prestación de servicios. Por ello, es importante que el trabajador tenga derecho a solicitar que se le encomienden las funciones propias de su grupo profesional durante la vigencia del contrato, ya que es una obligación derivada de dicho contrato y, por ello, exigible en cualquier momento. El problema viene cuando el grupo profesional reconocido por la empresa no se ajusta a las funciones que el trabajador desarrolla y figura en una categoría y grupo profesional que no se corresponden, ocasionando perjuicios a nivel profesional y salarial.

Explicamos más sobre las irregularidades laborales y en los contratos de trabajo.

Un ejemplo de ello es lo que le ocurrió a Elisa*. Nuestra cliente fue contratada hace varios años como ayudante de cocina en una empresa del sector de acción e intervención social, pero en realidad desarrollaba funciones propias del puesto de cocinera, por lo que tendría que estar encuadrada en un grupo profesional por encima del reconocido a nivel salarial: de ayudante de cocina.

Ante la negativa de la compañía de ajustarle las condiciones laborales al trabajo que desempeñaba, Elisa se puso en contacto con Legálitas para conocer cuáles eran sus derechos y qué opciones tenía.  

Tras estudiar su caso, nuestra abogada Belén Muñoz asesoró a nuestra cliente presentar un escrito de reclamación extrajudicial a su empresa para que regularizase su situación, instándoles a que le reconocieran como empleada del grupo profesional que le correspondía y, en consecuencia, le mejorasen el salario, según determinaba el convenio colectivo para ese grupo profesional y categoría.  

Gracias al trabajo de la letrada, la empresa le ha reconocido a Elisa el grupo profesional de cocinera aumentándole además el sueldo en 180 euros al mes, con su correspondiente subida de cotización.

En este tipo de situaciones, en la acción de reclamación de categoría o grupo profesional, puede acumularse la reclamación de las diferencias salariales correspondientes al último año, pero, en nuestro caso, la clienta decidió no solicitarlo como deferencia a su empresa.

Un éxito que se ha logrado sin acudir a la vía judicial que habría supuesto incluso una inspección de trabajo ahorrando, además, a nuestra cliente los costes asociados del proceso, por lo que Elisa ha mostrado su satisfacción con Legálitas y con nuestra compañera Belén Muñoz por el asesoramiento recibido. 

Si estás en una situación similar y crees que no se están respetando tus derechos laborales, nuestros abogados de Legalitas te asesorarán durante todo el proceso ayudándote a resolver el problema. 

Conoce los contratos de trabajo que existen actualmente.

*El nombre de nuestro cliente ha sido cambiado para proteger su identidad.  

#LegálitasCasosReales 

FacebookwhatsappLinkedInEmail

COMENTARIOS

HTML Restringido

  • Etiquetas HTML permitidas: <a href hreflang> <em> <strong> <cite> <blockquote cite> <code> <ul type> <ol start type> <li> <dl> <dt> <dd> <h2 id> <h3 id> <h4 id> <h5 id> <h6 id>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.

¿Te ayudamos a elegir?

Descubre en 1 minuto el plan que mejor se adapta a ti.

Empezar ahora

Artículos recientes