Si aún no eres cliente,
llámanos GRATIS

900 100 604 900 100 281

o te llamamos AHORA

Un agente especializado contactará contigo lo antes posible de lúnes a viernes de 9.00 a 21:00h.
¡Gracias por confiar en Legálitas! Entendido

o te llámanos nosotros

Llámame

Si vas a volar tu dron, esto te interesa

31 agosto 2018

Al hablar de drones hablamos de vehículos aéreos no tripulados que pueden ser controlado en forma remota. 

El sector de las aeronaves pilotadas por control remoto, los llamados drones o RPAS, ha sido objeto de un gran crecimiento en los últimos años. Esto ha provocado que haya sido necesario establecer un nuevo marco jurídico que permita un mayor desarrollo en condiciones de seguridad de este nuevo sector. 

Es importante que si haces uso de drones conozcas lo que la ley establece al respecto de su uso. Tras años de normativa transitoria, se ha aprobado una nueva regulación para las operaciones con drones que establece las condiciones que deben cumplir las organizaciones de diseño, fabricación y mantenimiento de este tipo de aeronaves, así como los requisitos de formación para su pilotaje. 

Desde el 30 de diciembre de 2017 la ley que aplica al uso civil de aeronaves pilotadas por control remoto (RPAs) en nuestro país es el Real Decreto 1036/2017. Esta nueva regulación responde a la necesidad de establecer un marco jurídico más amplio que permita el desarrollo en condiciones de seguridad de un sector tecnológicamente puntero y emergente, y será desarrollada reglamentariamente en los próximos meses. 

Hasta entonces, el único escenario legal operativo para drones era el vuelo de día en zonas privadas, rurales, fuera de las ciudades. Sin embargo, con la aprobación de la citada normativa, se amplían los escenarios operativos de estas aeronaves no tripuladas, las cuales podrán volar también en las ciudades, siempre y cuando cumplan con los requisitos de seguridad exigidos por la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA). En las mismas circunstancias también se permiten vuelos en espacio aéreo controlado y los vuelos nocturnos. 

Así, bajo el requisito obligatorio de la seguridad, los drones pueden sobrevolar entornos urbanos con personas, siempre que no sobrepasen los 120 metros de altura ni un peso superior a 10 kilogramos. Adicionalmente, en el caso de que la actividad pudiera entrañar riesgos según AESA se exigirían medidas para mitigarlos.  

Es fundamental respetar las limitaciones que el propio Reglamento impone, por cuanto su incumplimiento puede ocasionar altas sanciones que oscilan de los 60 euros hasta los 4.500.000 euros, de conformidad con la Ley 21/2003, de 7 de julio, de Seguridad Aérea.  

Si eres propietario de un dron, o estás pensando en adquirir uno y tienes cualquier duda legal, en Legálitas ofrecemos la posibilidad de realizar una consulta totalmente gratuita a uno de nuestros abogados a través de Internet.

 

¿Cuál es el momento ideal para pasar de autónomo a sociedad?

Cuando se inicia el desarrollo de una actividad, los profesionales del ámbito tributario reco ...

leer más

Las herencias, un regalo que no siempre merece la pena aceptar

Durante la crisis económica en España ha aumentado considerablemente el número ...

leer más