Area privada

Clientes 91 837 38 14 91 837 38 14

¿Aún no eres cliente?

Llámanos 91 151 37 11 91 558 98 48

¿Puedo demandar y pedir una indemnización a mi pareja por infiel?

24 mayo 2017
  • Plantado en el altar, infidelidades conyugales …. ¿Al menos puedo pedir una indemnización? 

Nuestro Código Civil en su artículo 42 indica que “La promesa de matrimonio no produce obligación de contraerlo ni de cumplir lo que se hubiere estipulado para el supuesto de su no celebración”. Añadiendo a continuación que ni siquiera se admitirá a trámite una demanda en la que se pretenda su cumplimiento.

Queda por tanto claro que prometerse en matrimonio no obliga a casarse. El matrimonio es un acto que requiere el consentimiento de ambos cónyuges en el mismo momento de su celebración.

Sin embargo, con ocasión de la celebración de una boda, los novios incurren en una serie de gastos ¿Quién los paga si al final no hay boda porque uno de los dos se echa atrás?

Según dispone nuestra legislación incumplir esta promesa sí tiene una consecuencia económica, ya que la parte que incumple su promesa tendrá obligación de resarcir a la otra parte de los gastos y obligaciones que hayan contraído como consecuencia de esta celebración que estaban preparando.

En relación al banquete, dependiendo del momento en el que se anule, tendrá una penalización que supondrá bien la pérdida de una señal o incluso de la totalidad de su importe, si así se hubiera pactado. Y hay otros gastos: el traje, flores, viaje … etc. que quien incumplió su promesa deberá asumir en su totalidad si no se pueden anular sin coste, aunque para reclamarlo no podemos perder mucho tiempo, ya que es una acción que caducará al año contado desde el día de la negativa a la celebración del matrimonio.

La infidelidad

En cuanto a la infidelidad una vez contraído matrimonio, debemos indicar que el divorcio en nuestro Derecho no es culpabilista, y el hecho de que uno de los cónyuges haya sido infiel no otorga a la otra parte ningún derecho sobre él. Cualquiera de los cónyuges puede solicitar la disolución del matrimonio sin necesidad de probar una causa, siendo la fórmula que generalmente se utiliza en las demandas de divorcio algo del tipo “desavencias surgidas entre los cónyuges”.

No obstante, puede darse la circunstancia de que la infidelidad en sí misma haya producido algún tipo de daño al otro cónyuge que sí pueda ser objeto de una reclamación económica. A modo de ejemplo, si la infidelidad tuvo como consecuencia que se engendrara un hijo, que se ha hecho pasar por hijo biológico del cónyuge y más tarde se demuestra que no lo es.

Si bien esa situación no está específicamente regulada en nuestro país, a diferencia de otros como Alemania, donde se ha aprobado un proyecto de ley que permitía a los maridos exigir al padre biológico el reembolso de los gastos de manutención realizados, sí se han dado casos en los que este tipo de peticiones han llegado a nuestros tribunales en solicitud tanto del reembolso de esos gastos como de los daños morales ocasionados por el engaño. 

Aunque existe alguna sentencia en la que se ha condenado a la madre al reembolso de estos gastos, al menos desde que se produce el divorcio, nuestro Tribunal Supremo en sentencia 202/2015 de 24 de abril de 2015 se ha declarado en contra. En esa sentencia, valoró un caso en el que el ex marido solicitaba la devolución de la pensión de alimentos abonada, desde el divorcio hasta que obtuvo una sentencia en la que se establecía que no era el padre biológico de la hija del matrimonio. Y si bien influyen en la desestimación del recurso una serie de consideraciones procesales, esta sentencia establece una postura del tribunal en contra de este tipo de reclamaciones.  

Se basa para ello en que mantener económicamente a un hijo (igual que, entra otras, velar por él o tenerlo en su compañía) son obligaciones de los cónyuges por el hecho de haber nacido el hijo dentro del matrimonio. Y esa obligación existe hasta que se destruye la realidad biológica en la sentencia que dictamina que el marido no es el padre biológico. Por tanto no puede reclamarse con efectos retroactivos ninguno de los pagos que se hicieron hasta ese momento, ni durante el matrimonio, ni desde el divorcio hasta la sentencia en la que se extingue su obligación al abono de pensión de alimentos, como consecuencia de no ser el padre biológico de la hija.

Según indica la propia sentencia, debemos además tener en cuenta que la filiación solo tiene efectos retroactivos cuando estos sean positivos para el menor, igual que ocurre en otros casos como la adopción, donde su extinción no es causa de pérdida de la nacionalidad ni de la vecindad civil adquiridas, ni alcanza a los efectos patrimoniales que se hayan producido anteriormente.

Los daños morales

En cuanto a los daños morales, si bien no hay unanimidad en la jurisprudencia, ya existen  sentencias que han condenado a la madre a indemnización por daños morales cuando ha habido engaño en la ocultación de la paternidad. Incluso en algún caso, como la de la Audiencia Provincial de Barcelona (Sección 18ª, Sentencia 27/2007 de 16 Ene. 2007) sin necesidad de que el engaño haya sido deliberado, ya que la condena a una indemnización de 15.000 € se basa en la negligencia por parte de la madre, que no adoptó las medidas necesarias para averiguar quién era el padre, a pesar de haber mantenido en la época de la concepción relaciones con su marido y otro hombre, más teniendo en cuenta que es muy sencillo en el contexto social actual acceder a pruebas biológicas de paternidad. 

Como conclusión podemos citar la sentencia de 3 de marzo de 2016 de la Audiencia Provincial de Cantabria en la que se solicitaban por el demandante ambas cosas: daños morales y la devolución de la pensión de alimentos, y se le concede únicamente la primera, esto es una indemnización de 30.000 € por parte de la madre por ocultarle durante 18 años que la hija del matrimonio no era suya.

 

La custodia compartida se otorgó en el 28,3% de los divorcios de 2016

El Instituto Nacional de Estadística (INE) acaba de hacer públicos los datos relaciona ...

leer más

Cinco derechos que no debemos olvidar en el Día del Padre

Los padres tendrán derecho a un mínimo de dos días por nacimiento y 4 sema ...

leer más

Aspectos legales en el Día de los Enamorados

¿Puede haber represalias legales si te enamoras en el trabajo?, ¿Problemas al bus ...

leer más