Area privada

Clientes 91 837 38 14 91 837 38 14

¿Aún no eres cliente?

Llámanos 91 151 37 11 91 558 98 48

Las claves legales de la figura del "becario"

08 mayo 2017 Contrato

Cada 8 de mayo se celebra "El Día del Becario". Los llamados becarios, son universitarios que como parte de su formación realizan prácticas externas en empresas para mejorar su formación y poder tener más posibilidades de acceder en un futuro al mercado laboral.

Estas prácticas pueden ser de dos tipos:

  1. Curriculares: se configuran como actividades académicas integrantes del Plan de Estudios de que se trate y, por lo tanto, obligatorias para los estudiantes.
  2. Extracurriculares: son de carácter voluntario y no forman parte del correspondiente Plan de Estudios.

A través de los Convenios de Cooperación Educativa, la empresa, la universidad y el alumno establecen el marco regulador de las relaciones entre el estudiante, la entidad colaboradora, la universidad o la entidad gestora de prácticas vinculada a esta última.   

En estos convenios debe constar como mínimo:

  • El proyecto formativo.
  • Régimen de Permisos.
  • Condiciones de rescisión anticipada de las prácticas.
  • En el caso de que proceda, régimen de suscripción y pago de seguros.
  • La existencia en su caso de una bolsa de ayuda de estudios.
  • La protección de sus datos.
  • Regulación de los eventuales conflictos.
  • Los términos del reconocimiento de la Universidad a la labor realizada por los tutores de la entidad colaboradora. 

A su vez tanto los estudiantes como las empresas deben cumplir una serie de requisitos para poder acceder a este tipo de prácticas.

El becario debe estar matriculado en una Universidad o centro de formacion autorizado, no mantener ninguna relación contractual con la empresa y si las prácticas son curriculares, debe de estar matriculado en la asignatura vinculada a las prácticas.

La empresa por su parte tiene que poner a disposición del estudiante un tutor que supervise las actividades, oriente y controle el desarrollo de la practicas, proporcione la formacion complementaria que precise el estudiante para la realización de las mismas, prestar ayuda y asistencia al mismo durante su estancia en la empresa, informar de la normativa de seguridad y prevención de riesgos laborales de la empresa y  al final realizara un informe que remitirá al tutor académico de la universidad, donde valorara distintos aspectos tales como: capacidad de aprendizaje, administración de trabajos, implicación personal y número de horas realizadas por el estudiante o becario.

El trabajo de los becarios beneficia tanto a la empresa como al estudiante o becario, siendo el principal beneficio de la empresa el ahorro de costes, y el principal beneficio del estudiante el introducirse en el mundo laboral para y en un futuro poder aspirar al siguiente paso que sería un contrato laboral en prácticas, dentro de la empresa para la que ha prestado servicios, siendo una práctica habitual por parte de las empresas, realizar este tipo de contratos con becarios o estudiante que previamente han formado y que ya conocen.

Al no existir relación laboral y estar supervisado por dos tutores, el tutor de la Universidad y el tutor de la empresa, el becario en principio no tiene una mayor responsabilidad de cara a terceros durante la duración de las prácticas y siempre podrá reclamar sus derechos si demuestra que ha existido una relación laboral encubierta durante su periodo de prácticas ante la jurisdicción laboral e Inspección de Trabajo.

 

Derechos del trabajador ante un cambio de sede de la empresa

Ante un cambio de sede que implique a su vez cambio de centro de trabajo, aceptar el traslado, ...

leer más

Cosas que puedes (o no) hacer mientras estás de baja

Quién no ha pensado alguna vez en las cosas que puede o no hacer mientras se encuentra de baj ...

leer más
Recuperación de impagados

Las irregularidades en los contratos de trabajo

Los meses de verano nos dejan buenas cifras de empleo, pues las contrataciones se disparan en sector ...

leer más