Cien primeros días como emprendedor: ¿Qué debo tener en cuenta?

09 Marzo 2023

FacebookwhatsappLinkedInEmail

Los primeros 100 días como emprendedor son vitales para destino final del proyecto iniciado. El empresario individual o societario una vez bien definido, creado el modelo de negocio, planificada la carga de trabajo y, de ser necesario, tener local, almacenes, materias primas y el tamaño del equipo, debe comenzar por captar clientes, la acción comercial por tanto debe ser el eje del plan de empresa en sus inicios. 

Estos son algunos de los aspectos a valorar para saber si te compensa más ser autónomo o tener una empresa. Si ya tienes claro que quieres montar un negocio con la forma legal de sociedad se deben realizar estos trámites para constituir la empresa

Estudio de tesorería y rentabilidad de las operaciones

En base al volumen de clientes, se deberá elaborar un cálculo de posibles beneficios y llevar a cabo un estudio inmediato de la tesorería real de la compañía, contrastándolo con el planificado.

El estudio de rentabilidad de las primeras operaciones, conociendo bien el beneficio de cada una de ellas y su estructura de costes unitaria, es decisivo para que la empresa pueda crecer con más clientes, pero evitando la descapitalización. 

En este sentido, es determinante calcular el coste de los medios que hemos necesitado para desarrollar la labor, por ejemplo, las materias primas, locales, almacenes, vehículos, etc., durante el proceso y realizar correcta imputación de ellos.
 

Contabilidad registrada y actualizada

Es imprescindible llevar la contabilidad actualizada de ingresos y gastos y abrir una cuenta bancaria específica para el negocio, para mantener las finanzas personales y comerciales separadas.

Además, es obligatorio registrar la contabilidad de la empresa, lo más actualizada   posible en los libros contables, realizar un balance anual de cuenta de pérdidas y ganancias, etc., así como el inventario de la empresa. Las cuentas siempre se deben regir por la claridad, la exhaustividad y la fiabilidad.
 

Control de stock

Dependiendo de la actividad, otro aspecto a tener en cuenta es el control de stock. Para evitar desequilibrios no hay que perder de vista a los proveedores. Se deben hacer previsiones a partir de las ventas semanales o mensuales de períodos de tiempo parecidos.

Estos son algunos de los aspectos a valorar en la elección de proveedores para el negocio.


 

Contratación de personal

En caso de necesitar personal o colaboradores se deberán realizar también en los primeros días contratos laborales o mercantiles y cumplir puntualmente con las   obligaciones económicas y de cobertura de las cotizaciones a la seguridad  social  mensualmente, abonando los salarios, seguros  sociales  y facturas , tanto a los proveedores, como a los colaboradores y empleados.

Para ello es importante conocer los tipos de contratos laborales que existen actualmente o cuánto cuesta contratar a un trabajador.


 

Obligaciones fiscales

Es inevitablemente en cualquier momento de la actividad cumplir con las obligaciones fiscales.

Siendo empresario individual se presentará, principalmente, el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) como tributo directo y el Impuesto sobre el valor añadido (IVA), como impuesto indirecto trimestral mediante el modelo 303. Además, en caso de que se realizasen operaciones con otros países pertenecientes a la Unión Europea, se deberá presentar el modelo 349 con las operaciones intracomunitarias efectuadas.

Por los beneficios obtenidos de la actividad tributarán por el IRPF. De forma trimestral, mediante los modelos 130 (estimación directa) y 131 (estimación objetiva), deberán efectuar los pagos fraccionados a cuenta y, al igual que en el IVA, se deberá presentar una declaración anual de IRPF mediante el modelo 100 si en esos 100 primeros días coincide un cierre de ejercicio.

Como sociedad mercantil se asumirá, principalmente, el Impuesto sobre sociedades (IS), como tributo directo al cierre del ejercicio, el Impuesto sobre Actividades Económicas (IAE), como impuesto directo y el IVA de forma trimestral. Los pagos que se hagan y que se sometan a retención realizada tanto a trabajadores como a profesionales se liquidarán trimestralmente por el modelo 111, realizando un resumen anual de dichos pagos mediante el modelo 190.

En este artículo, puedes conocer con más detalle los impuestos y la fiscalidad que afecta a las microempresas.

María Fernanda del Pino Cano | Abogada de Legálitas

FacebookwhatsappLinkedInEmail

¿Te ayudamos a elegir?

Descubre en 1 minuto el plan que mejor se adapta a ti.

Empezar ahora

Artículos recientes