Area privada

Clientes 91 837 38 14 91 837 38 14

¿Aún no eres cliente?

Llámanos 91 151 37 11 91 558 98 48

¿Cómo debo actuar si he sido testigo de un accidente?

30 junio 2015 Juicio por Accidente de Tráfico

En el caso de ser testigos de un accidente de tráfico en primer lugar tenemos que auxiliar a las víctimas en la medida de nuestras posibilidades y siempre atendiendo a los criterios de la lógica, avisando cuanto antes a emergencias en el teléfono 112. Un gran porcentaje de muertes –el 57% de las muertes por accidente de tráfico según la Cruz Roja- tienen lugar en los cinco minutos siguientes al impacto y muchas veces para evitar este desenlace hubiera sido suficiente aplicar un  simple torniquete o una sencilla maniobra de primeros auxilios o de reanimación.

Descarga gratis el Manual de Supervivencia Jurídica de Legálitas "En la carretera"

Todos estamos obligados a socorrer a cualquier persona que haya sufrido un accidente y esta es una obligación que, lejos de consideraciones morales, viene impuesta por ley si no queremos incurrir en el delito de omisión del deber de socorro. El artículo 195 del Código Penal castiga con pena de multa de tres a doce meses, con una cuota diaria que oscila entre los dos y los cuatrocientos euros diarios, al que no socorriere a una persona que se halle desamparada y en peligro manifiesto y grave, cuando pudiere hacerlo sin riesgo propio ni de terceros.

Siempre debe imperar el sentido común cuando nos encontramos en un accidente de tráfico con lesionados, y si carecemos de los conocimientos médicos necesarios o de primeros auxilios debemos demandar con urgencia la ayuda profesional llamando al teléfono de emergencias 112 para informar del hecho, el lugar donde ha ocurrido el accidente, las circunstancias que estemos percibiendo en ese momento, las víctimas, el estado aparente de las mismas, etc. El artículo 195 antes referido castiga también al que impedido de prestar socorro, no demande con urgencia auxilio ajeno.

En la medida de nuestras posibilidades deberemos mantener recta la cabeza, cuello y cuerpo de la víctima, no retirarle el casco hasta que lleguen los servicios de emergencia ni sacar cualquier objeto punzante del cuerpo de la víctima, presionando las heridas y en función de las circunstancias realizar un torniquete con un trozo de tela, cuerda o cualquier elemento similar para evitar que la víctima se desangre.

Además de estas precauciones de carácter vital, debemos señalizar convenientemente el lugar de los hechos, colocando las señales verticales oportunas –triángulos-, poniéndonos los chalecos reflectantes y así avisar a los demás conductores para evitar que se produzcan nuevos accidentes.

Referencia legal

  • Artículo 195 Código Penal

50 radares sabrán desde hoy si los ocupantes de los vehículos llevan abrochado el cinturón

La Dirección General de Tráfico pone en marcha, desde este 12 de septiembre, 50 nuevas ...

leer más

¿Qué ocurriría, desde el punto de vista legal, si un huracán afectase a nuestro país?

¿Quién y cuándo declara que una zona está afectada gravemente por u ...

leer más

Aspectos legales sobre conductores y ciclistas

Las bicicletas son vehículos, solo los menores de 16 años tienen obligació ...

leer más