Area privada

Clientes 91 837 38 14 91 837 38 14

¿Aún no eres cliente?

Llámanos 91 151 37 11 91 558 98 48

Solucion de conflictos laborales por la mediación

19 febrero 2014

La mediación laboral es una alternativa que pueden utilizar empresarios y trabajadores para resolver los puntos en los que no se llega a un acuerdo, un caso muy frecuente en el que se utiliza la mediación laboral es para definir los periodos vacacionales de los trabajadores, huelgas o ante expedientes de regulación de empleo.  

Los expertos coinciden que la utilización de esta vía para llegar a acuerdos y solucionar conflictos ahorra costes a las empresas, genera un mejor clima de trabajo y mejora la productividad.

La figura del mediador en este caso ayuda a que ambas partes se comuniquen, expongan sus ideas e intereses y sea esta tercera persona, neutral e imparcial, quien aporte una posible solución al conflicto. En muchos casos, como puede ser una huelga, las partes no conocen el dialogo y gracias a esta figura acercan posturas y llegan a resoluciones hasta el momento no aceptadas ni por empresarios ni por trabajadores.

Para la solución de conflictos laborales, además de acudir a la vía judicial o a la mediación, se utiliza la vía de la conciliación, negociación o arbitraje. La principal diferencia entre negociación y mediación es que en el segundo caso siempre tiene que estar presente una tercera figura, neutral e imparcial, mientras que en la negociación laboral pueden ser las partes interesadas directamente las que alcancen el acuerdo sin la intervención de un tercero.

En el caso de la conciliación laboral, su fin es evitar el proceso judicial. Es un requisito para la tramitación del proceso y se realiza ante el servicio administrativo correspondiente o ante el órgano que asuma estas funciones, normalmente se trata del Servicio de Mediación, Arbitraje y Conciliación (SMAC) de la Dirección Provincial de Trabajo y Seguridad Social. La interposición de la papeleta de conciliación interrumpe los plazos de prescripción y suspende los de caducidad de la vía judicial.

La características determinantes del arbitraje son el reconocimiento de la voluntad de las partes que se manifiesta en el convenio y en la sumisión a la decisión de los árbitros, y por otro, la limitación del ámbito de aplicación a aquellas materias que sean preceptivas previas a la vía judicial. Se resuelve el conflicto mediante laudo arbitral, que vincula a las partes y tiene fuerza ejecutiva.

Referencia legal

  • Ley 5/2012, de 6 de julio, de mediación en asuntos civiles y mercantiles.

 

 

Derechos del trabajador ante un cambio de sede de la empresa

Ante un cambio de sede que implique a su vez cambio de centro de trabajo, aceptar el traslado, ...

leer más

Cosas que puedes (o no) hacer mientras estás de baja

Quién no ha pensado alguna vez en las cosas que puede o no hacer mientras se encuentra de baj ...

leer más
Recuperación de impagados

Las irregularidades en los contratos de trabajo

Los meses de verano nos dejan buenas cifras de empleo, pues las contrataciones se disparan en sector ...

leer más