Si aún no eres cliente,
llámanos GRATIS

900 100 604 900 100 281

o te llamamos AHORA

Un agente especializado contactará contigo lo antes posible de lúnes a viernes de 9.00 a 21:00h.
¡Gracias por confiar en Legálitas! Entendido

o te llámanos nosotros

Llámame

¿Cómo reclamar el impago o retraso de tu salario?

04 enero 2016

El Estatuto de los trabajadores establece el pago puntual del salario en la fecha y lugar convenidos según los usos y costumbres. Sin embargo, el impago y el retraso de salarios por parte del empresario es una situación demasiado frecuente en el momento actual, siendo necesario que los trabajadores conozcan los mecanismos legales de defensa que tienen frente a esta situación.

El trabajador puede reclamar los salarios, en el plazo de un año a través de un procedimiento ordinario, presentando una papeleta de conciliación ante el Servicio de Medicación Arbitraje y Conciliación correspondiente y si no hay acuerdo o avenencia en el mismo, presentando demanda en el juzgado de lo social.

Como novedad en las reclamaciones de cantidades frente a los empresarios, La Ley 36/2011, de 10 de octubre, Reguladora de la Jurisdicción social, introdujo en los procedimientos de reclamación de cantidades que no haya controversia el proceso monitorio.

 

¿En qué consiste el proceso monitorio?

La ventaja de este proceso para el trabajador es que es más rápido que el procedimiento ordinario, pero solamente se puede utilizar en determinados supuestos:

• En reclamaciones frente a empresarios que no se encuentren en situación de concurso.

• En cantidades vencidas, exigibles y de cuantía determinada, derivadas de su relación laboral, excluyendo las reclamaciones de carácter colectivo.

• En cantidades que no excedan de 6.000 euros.

El proceso comenzara con una petición inicial a través de un modelo o formulario en la que se expresaran la identidad completa del empresario deudor, sus datos de identificación fiscal, y domicilio completo, junto con el detalle y desglose de los conceptos y cuantías reclamados.

A esta solicitud le acompañará: copia del contrato, recibos de salarios, informe de vida laboral, u otros documentos análogos.

Si se admite la petición, se requerirá al empresario para que, en un plazo de diez días pague al trabajador. Transcurrido el plazo, si se ha abonado o consignado en el juzgado el total del importe, se archivará el procedimiento, una vez entregada la cantidad al trabajador.

Si el empresario se opone a la petición del trabajador, el juzgado dará traslado al trabajador para que, en un plazo de cuatro días, presente demanda en el juzgado de lo social.

 

¿Qué pasa si los retrasos e impagos de salarios son continuados?

Cuando los retrasos e impagos de salarios son continuados, el trabajador tiene la opción de iniciar el procedimiento ordinario de reclamación de cantidades o extinguir el contrato de trabajo conforme el articulo 50.1 b del Estatuto de los Trabajadores, con derecho a la misma indemnización que le correspondería en el caso de un despido improcedente.

Con esta extinción el trabajador pasaría a estar en situación legal de desempleo y tendría derecho a cobrar la prestación de desempleo correspondiente.

La mayor parte de las empresas justifican estos retrasos e impagos por la situación económica negativa en que se encuentran, por el contrario, para la jurisprudencia del Tribunal Supremo es indiferente que la empresa se encuentre en una situación económica negativa o incluso que este en concurso, para que el trabajador solicite una extinción de contrato por falta de pago o retraso continuado en el abono de su salario.

En el caso de una declaración de insolvencia o procedimiento concursal el Fondo de Garantía Salarial abonaría al trabajador los salarios e indemnizaciones con unos límites establecidos en la ley.

En el caso de los salarios las cantidades adeudas no pueden superar los 120 días de salarios con un límite diario de 50,09 euros para el año 2014. En el caso de la extinción del contrato a instancia del trabajador por el artículo 50.1.b del Estatuto de los trabajadores, el FOGASA abonaría al trabajador 30 días por año de servicio con el límite de una anualidad, sin que el salario diario del trabajador, pueda exceder del doble del salario mínimo interprofesional, 50,09 euros diarios para el año 2014 y 50,35 € en el año 2015.

¿Qué es un permiso penitenciario y en qué consiste?

Ante una solicitud de permisos ordinarios o extraordinarios se comprobarán los ...

Cuidado con las novatadas: hasta seis años de cárcel si van demasiado lejos

#Actualizado 12 septiembre 2019. Publicado 14 septiembre 2017. Muchas novatadas son ...

¿Qué conlleva la pena de prisión permanente revisable?

De ser aplicada en el caso de la presunta asesina de Gabriel, la condena se ...

“Llevábamos luchando más de dos años. Con abogado conseguimos la rampa en menos de diez días”: la historia de Carmen

Una situación bastante normal en una comunidad de vecinos es que uno de los propietarios ...

Legálitas participa en la 2ª prueba #YoNoRenuncio de Malasmadres

Gracias a los casi 70 trabajadores que se sumaron a correr por la conciliación, ...

¿Cuáles son los derechos de los empleados del hogar?

Muchos empleados domésticos desempeñan su profesión “bajo cuerda”, ...