Area privada

Clientes 91 837 38 14 91 837 38 14

¿Aún no eres cliente?

Llámanos 91 151 37 11 91 558 98 48

Hacienda y las apuestas deportivas

07 enero 2014

En los últimos años hemos asistido a un auge de los negocios 2.0 que se extienden en la misma medida que internet se extiende entre nuevos usuarios. Prueba de ello son las cada vez más conocidas casas de apuestas en la red que confirman su buena salud económica desde su creación. El fín último de gran parte de sus usuarios es exclusivamente el entretenimiento o la distracción, pero es preciso recordar, que hechos aparentemente tan intrascendentes como el acceso y juego de cantidades, por simbólicas que resulten conllevan consecuencias jurídicas, de muy diversa índole. Dadas las fechas en las que nos encontramos, en plena campaña tributaria, incidiremos en sus efectos fiscales.

Generalmente, el consumidor de este servicio, no es consciente de las implicaciones tributarias que una apuesta aislada conlleva, ya que el entorno de la página no ofrece advertencia o información al respecto, sin embargo  el resultado positivo en una apuesta constituye una fuente de renta, y está reconocido fiscalmente como una ganancia patrimonial, disponiendo de su propia casilla en la declaración de la renta. De hecho, cuando se recibe el ingreso resultante de una apuesta ganadora, Hacienda ya se habrá cobrado un 21%, retenido ya por la casa de apuestas, e ingresado en Hacienda.

Parece lógico pensar que las pérdidas en el juego recibirán el mismo tratamiento pero a la inversa, en realidad, y hasta hace poco no era  así, de hecho la Ley de renta especificaba que las pérdidas en el juego no se computaran a los efectos de este impuesto, por lo que aquello que habíamos perdido, no minoraba aquello que habíamos ganado. O lo que es lo mismo, si en un envite obteníamos 100 euros de ganancia, y en otro perdíamos otros 100, a efectos de Hacienda sólo habríamos ganado 100 euros. La Hacienda Pública siempre gana.

La operativa de las webs de juego, precisan de la intermediación bancaria ya que el servicio a distancia impide la utilización del metálico lo que sin duda facilita la localización de los usuarios, muchos de los cuales han consultado a Legálitas al recibir, con cierta sorpresa, los datos fiscales del pasado año.

Así las cosas, no podíamos decir que fuésemos precisamente un paraíso fiscal del juego, más bien al contrario ya que en derecho comparado y a nivel europeo la mayor parte de los estados miembros si reconocen las pérdidas patrimoniales derivadas del juego.

El día 27 de diciembre de 2012, quedó aprobada la modificación de medidas fiscales en  la ley de Regulación del Juego, por primera vez y con efectos retroactivos del día 1 de enero de 2012, poco acostumbrados a la aprobación de medidas que favorezcan al contribuyente con efectos retroactivos. Ahora sí, ahora puede decirse que nuestra norma tributaria resulta más estética, al menos a los ojos de apostantes y jugadores profesionales y no profesionales.

Por cierto, la pérdida sólo restará la ganancia llegando incluso a anularla, caso de perder lo ganado, pero nunca supondrá un resultado negativo, si no hay ganancia, la pérdida no restará.

Legálitas Dinero

Renta 2016: Consejos a la hora de hacer la declaración de la renta

En plena campaña de la renta 2016 son muchos los contribuyentes que se preguntan cómo ...

leer más

Cómo reclamar la plusvalía si vendiste tu casa con pérdidas

El TC en sentencia de 11 de mayo declara inconstitucionales varios artículos de la Ley d ...

leer más

Renta 2016: Novedades y errores a evitar

Comienza la campaña de la renta 2016 y como todos los años, son muchos los contribuyen ...

leer más