Area privada

Clientes 91 837 38 14 91 837 38 14

¿Aún no eres cliente?

Llámanos 91 151 37 11 91 558 98 48

Guía sobre la determinación de la filiación

14 mayo 2015 maternidad subrogada - vientres de alquiler

#Texto revisado julio 2015

¿Qué es la filiación?

La filiación es la relación jurídica que surge entre los hijos y sus padres de la que se derivan una serie de derechos y obligaciones como los apellidos, la nacionalidad, el derecho de cuidado y alimentos, la guarda, custodia y patria potestad y los derechos sucesorios. Esta relación puede establecerse por naturaleza, cuando ésta se produce de manera biológica o con aportación de material genético o por adopción, diferenciándose a su vez entre matrimonial o no matrimonial dependiendo de si los progenitores están o no casados. En cualquier caso, y tal y como prescribe el artículo 108 del Código Civil (en adelante CC), actualmente no existe ninguna distinción entre los derechos de los hijos matrimoniales o extramatrimoniales, naturales o adoptados.

¿Cómo se determina la filiación?

La determinación de la filiación puede alcanzarse por medio de la inscripción de ésta en el Registro Civil, por sentencia judicial, por su reconocimiento ante el encargado del Registro Civil en testamento o en otro documento público, por posesión de estado, o por expediente de jurisdicción voluntaria según las normas del Registro Civil, surtiendo en todos los casos efectos desde que tiene lugar. Su determinación legal tendrá efectos retroactivos siempre que la retroactividad sea compatible con la naturaleza de aquéllos y la Ley no dispusiere lo contrario, tal y como establece el artículo 112 del CC.

¿Qué es la filiación adoptiva?

La adopción es una institución jurídica de protección de menores en la que, entre los sujetos intervinientes en ella, nacen los mismos vínculos jurídicos que entre los padres (y las familias de éstos) y sus hijos biológicos y se extinguen los vínculos jurídicos entre adoptado y su familia biológica. Es un acto solemne a través del cual el adoptado se integra en la familia del adoptante. Según el tipo de familias adoptivas se distinguen dos formas de adopción: la adopción conjunta o simultánea y la adopción individual o monoparental. Desde la promulgación de la Ley 13/2005 por la que se permite el matrimonio entre personas del mismo sexo se reconoce la posibilidad de ser parte en procedimientos de adopción a matrimonios homosexuales.

¿Quién puede reclamar la declaración de la filiación natural?

Las acciones de filiación pueden definirse como aquellas acciones que tienden, mediante la correspondiente sentencia, a imponer judicialmente una relación paterno-filial o bien a destruir la existente. En el ejercicio de estas acciones el CC diferencia entre los supuestos de filiación matrimonial, en la que operan una serie de presunciones, de los supuestos de filiación no matrimonial. La acción de reclamación de la filiación matrimonial, que es imprescriptible, corresponde al padre, a la madre o al hijo. En relación a la acción de reclamación de filiación no matrimonial, disponía el artículo 133 del CC que cuando falte la respectiva posesión de estado, ésta corresponde al hijo durante toda su vida. Sin embargo este párrafo ha sido declarado inconstitucional por las Sentencias del Tribunal Constitucional nº 273/2005, de 27 octubre (BOE de 29 de noviembre) y la nº 52/2006, de 16 febrero (BOE de 16 de marzo), en cuanto impide al progenitor no matrimonial la reclamación de la filiación en los casos de inexistencia de posesión de estado.

¿Cuál es el proceso para la determinación legal de la filiación?

Cuando la filiación no puede declararse mediante su inscripción en el Registro Civil correspondiente o cuando el progenitor no reconoce la misma de manera voluntaria, es preciso instar su declaración. Se incluyen dentro de este apartado todas aquellas acciones mediante las cuales se solicita que el órgano judicial competente declare la existencia de una relación paterno-filial entre el reclamante y otra persona. Las acciones que pueden ejercitarse en estos casos son de reclamación y/o de impugnación de la filiación, y pueden ejercitarse tanto de forma separada como  conjunta. El objeto de la acción de reclamación de la filiación es que se reconozca a una persona la condición de hijo respecto de otra, mientras que el objeto en la acción de impugnación es desvirtuar la paternidad o maternidad presunta.

Tal y como se señala en el artículo 764 de la Ley de Enjuiciamiento Civil (en adelante LEC) podrá pedirse de los tribunales la determinación legal de la filiación, así como impugnarse ante ellos la filiación legalmente determinada, en los casos previstos en la legislación civil, pero teniendo en cuenta que se rechazará la admisión a trámite de cualquier demanda que pretenda la impugnación de la filiación declarada anteriormente por sentencia firme, o la determinación de una filiación contradictoria con otra que hubiere sido establecida también por sentencia firme.

El cauce para el ejercicio de tales acciones, salvo que la Ley disponga otra cosa, será el correspondiente al procedimiento verbal, con la especialidad de que se dará traslado a las partes para que contesten a la demanda por término de 20 días.

Irene Culebras

Abogada de Legálitas

Hasta seis años de cárcel si una novatada se te escapa de las manos

Muchas novatadas son constitutivas de delitos que pueden llegar a castigarse con diferentes pen ...

leer más

¿Qué ocurriría, desde el punto de vista legal, si un huracán afectase a nuestro país?

¿Quién y cuándo declara que una zona está afectada gravemente por u ...

leer más

Así se reparte la herencia cuando un heredero la obstaculiza

La entrada en vigor de la Ley de Jurisdicción Voluntaria de 2 de Julio de 2015 permite al not ...

leer más