Suspensión del servicio eléctrico por impago

08 noviembre 2013 noticias

La suspensión del servicio eléctrico por impago de facturas

En caso de no pagar una factura de la luz, la empresa distribuidora puede suspender el servicio al cliente. Pero, para ello, debe seguir una serie de pasos y cumplir unos requisitos legales que explicamos en este post. De no ser así existe base legal para reclamar a la compañía.

La empresa distribuidora podrá suspender el suministro cuando hayan transcurrido al menos dos meses desde que hubiera sido requerido fehacientemente el pago, sin que el mismo se hubiera hecho efectivo.

A estos efectos, el requerimiento se practicará mediante remisión, a la dirección que a efectos de comunicación figure en el contrato de suministro, por cualquier medio que permita tener constancia de la recepción por el interesado o su representante, así como de la fecha, identidad y contenido del mismo, quedando la empresa distribuidora obligada a conservar en su poder la acreditación de la notificación efectuada.

En el supuesto de rechazo de la notificación, se especificarán las circunstancias del intento de notificación y se tendrá por efectuado el trámite. Dicha comunicación deberá incluir el trámite de interrupción del suministro por impago, precisando la fecha a partir de la que se interrumpirá, de no abonarse en fecha anterior las cantidades adeudadas.

En el caso de las Administraciones públicas, la empresa distribuidora podrá proceder a la suspensión del suministro por impago, siempre que el mismo no haya sido declarado esencial, si transcurridos cuatro meses desde el primer requerimiento dicho pago no se hubiera hecho efectivo.

Para proceder a la suspensión del suministro por impago, la empresa distribuidora no podrá señalar como día para la interrupción un día festivo ni aquellos que, por cualquier motivo, no exista servicio de atención al cliente tanto comercial como técnica a efectos de la reposición del suministro, ni en víspera de aquellos días en que se dé alguna de estas circunstancias.

Efectuada la suspensión del suministro, éste será repuesto como máximo al día siguiente del abono de la cantidad adeudada, de los intereses que haya devengado de acuerdo con el artículo anterior y de la cantidad autorizada en concepto de reconexión del suministro.

Los gastos que origine la suspensión del suministro serán por cuenta de la empresa distribuidora y la reconexión del suministro, en caso de corte justificado, será por cuenta del consumidor, que deberá abonar una cantidad equivalente al doble de los derechos de enganche vigentes como compensación por los gastos de desconexión.

 

Compartir artículo

¿Cuál es el límite de pago en efectivo?

Te contamos todo lo que debes saber sobre el pago máximo que puedes realizar en efectivo en ...

Cómo conseguir ventajas fiscales antes de que acabe el año

*Actualizado el 19 de diciembre de 2018 Llegan estas fechas y son muchas las preguntas que nos ...

Legálitas explica en televisión la fiscalidad de los premios de estas navidades

El pasado 30 de noviembre, Legálitas participó en El Programa de Ana Rosa (Telecinco) ...

Portobello Capital Fondo IV adquiere Legálitas, la principal plataforma tecnológica de servicios jurídicos en España

Portobello se asocia con el actual equipo directivo con el objetivo de continuar con la senda ...

¿Sabes qué hacer para detectar un error en la factura de la luz y cómo reclamarlo?

Transcurridos dos meses desde el cambio de normativa y tarifas de la luz, la incidencia en el ...

¿Sabes qué es una dashcam o si es legal en España?

Las dashcam son cámaras para el coche, normalmente, se instalan en el interior del ...

Legálitas.com

Llámanos

91 422 80 90 91 422 80 90 ¿Ya eres cliente? 91 112 04 05 ¿Ya eres cliente? 91 112 04 05
¿Quieres que te llamemos ahora GRATIS?

Llámame gratis