Estatuto de los Trabajadores: qué es y qué regula

05 Enero 2023

FacebookwhatsappTwitterLinkedInEmail

El Estatuto de los Trabajadores es la ley de aplicación a los trabajadores que presten voluntariamente sus servicios retribuidos por cuenta ajena. Además, se encuentran dentro del ámbito de organización y dirección de otra persona, física o jurídica, denominada empleador o empresario.

Resulta conveniente destacar que esta normativa se aplica a los trabajadores que operen por cuenta ajena, por lo que quedan excluidos aquellos que lo hagan por cuenta propia o autónomos.

Qué regula el Estatuto de los Trabajadores

El texto regula los derechos y deberes laborales básicos de todos los trabajadores. En lo que a derechos se refiere, podemos indicar los siguientes:

  • Trabajo y libre elección de profesión u oficio.
  • Libre sindicación.
  • Negociación colectiva.
  • Adopción de medidas de conflicto colectivo.
  • Huelga y reunión.
  • Información, consulta y participación en la empresa.
  • A no ser discriminados directa o indirectamente por razones de sexo, estado civil, edad, origen racial o étnico, condición social, religión, convicciones, ideas políticas, orientación sexual, afiliación o no a un sindicato, lengua y discapacidad.

Y como deberes, algunos de ellos tienen que ver con el cumplimiento de las obligaciones concretas de su puesto de trabajo o las órdenes e instrucciones del empresario, no concurrir con la actividad de la empresa o contribuir con la mejora de la productividad.

Contenido y estructura del Estatuto de los Trabajadores

El Estatuto de los Trabajadores se divide en tres títulos, que, a su vez, se dividen en capítulos. Estos capítulos se dividen en secciones y las secciones en artículos.

Título Primero: Relación individual del trabajo

El primer título está compuesto por un total de 13 artículos, divididos en cinco capítulos y cada capítulo en cuatro secciones. En él se regulan algunas cuestiones como el ámbito de actuación de la normativa o el contrato de trabajo con los distintos tipos existentes, así como su duración, periodo de prueba, el despido, baja voluntaria o jubilación. También se abordan otras cuestiones como la seguridad y salud en los puestos de trabajo, la promoción y formación profesional, los ascensos y el salario.

Además de las modificaciones sustanciales que pueden darse en el contrato de trabajo; la jornada, el descanso, el derecho a la desconexión digital, horas extra y vacaciones; las excedencias, reducciones de jornada o permisos; el salario o las faltas y sanciones de los trabajadores.

Título Segundo: De los derechos de la representación colectiva y de reunión de los trabajadores de la empresa

Este segundo título contiene un total de 26 artículos fraccionados en dos capítulos y secciones y regula, por ejemplo, la duración del contrato de trabajo (periodo de prueba), la participación de los trabajadores a través de sus órganos de representación (delegados de personal y comités de empresa); las garantías de los miembros del comité y delegados; y las elecciones y mandato electoral.

También se regula el procedimiento de dichas elecciones, las posibles reclamaciones en materia electoral y el derecho de reunión de los empleados desengranado en las asambleas, lugar de reunión, votaciones, locales y tablón de anuncios.

Título Tercero: De la negociación colectiva y de los convenios colectivos

Al igual que los anteriores, este título se divide en dos capítulos con sus correspondientes secciones y contempla tanto el procedimiento para la negociación de los convenios colectivos como los propios convenios colectivos.

Define el concepto, las unidades de negociación, contenido, vigencia y la eficacia de un convenio y la concurrencia entre los distintos tipos de convenios colectivos. Destaca el capítulo II de este Título ya que recoge el procedimiento que se debe llevar a cabo para elaborar los convenios colectivos: tramitación, validez y aplicación e interpretación del convenio colectivo.

En definitiva, el Estatuto tiene en total 92 artículos a los que hay que añadir 27 disposiciones adicionales, 13 disposiciones transitorias y dos finales.

Diferencia entre Estatuto de los Trabajadores y los convenios colectivos

Por su parte, el Estatuto es una norma de rango superior y los convenios colectivos pueden mejorar lo establecido en el documento, pero nunca empeorarlo. Siempre prevalece sobre los convenios colectivos conforme la jurisprudencia del Tribunal Supremo.

Los convenios colectivos son los acuerdos en los que quedan establecidas todas las obligaciones y derechos que tienen los trabajadores y empresarios. Y siempre deben elaborarse mediante el pacto entre los representantes del conjunto de empleados y los empresarios. Gracias a ellos se regulan algunos aspectos clave como:

  • Condiciones de trabajo y productividad.
  • Salario o bonificaciones.
  • Horarios, tipos de jornada, vacaciones, descansos, etc.
  • Tipos de contrato y duración.
  • Sanciones por incumplimiento de actividad laborar por parte de los trabajadores.

Dependiendo de la actividad de la empresa, se aplica un convenio u otro a los trabajadores, mientras que el Estatuto de los Trabajadores es una norma única para todos independientemente del tipo de actividad realizada.

Referencias legales:

Real Decreto Legislativo 2/2015, de 23 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores

María Dolores Justo | Abogada de Legálitas

FacebookwhatsappTwitterLinkedInEmail

¿Te ayudamos a elegir?

Tenemos un plan para tí. Y siente el poder de contar con un abogado tantas veces como necesites desde 20,99 € al mes. Servicio anual.

Abre el recomendador

Artículos recientes