Ahorro fiscal para autónomos: dudas y consejos

11 Agosto 2022

FacebookwhatsappTwitterLinkedInEmail

Si trabajamos por cuenta propia, cuando estamos a punto de cerrar el ejercicio fiscal, es conveniente repasar una serie de conceptos para ver si hemos hecho bien las cosas y sobre todo para intentar obtener el mayor rendimiento dentro de la legalidad.

Desde Legálitas, repasamos algunos aspectos con los que los autónomos pueden beneficiarse de un ahorro fiscal dentro de la legalidad, ¡sigue leyendo!
 

Cambio de equipos relacionados con nuestra actividad

Si estamos pensando en cambiar algún elemento relacionado con nuestra actividad como autónomos, por ejemplo, un arquitecto que tiene pensado cambiar el ordenador que utiliza exclusivamente para el desarrollo de su actividad, ahora es el momento de hacerlo, ya que, podremos deducir el IVA al 100%.

Por otro lado, podremos aplicarnos el gasto vía amortización en nuestra declaración del Impuesto sobre la Renta de las personas Físicas, de tal manera que a la hora de hacer nuestra autoliquidación de la renta podremos incluir un gasto de nuestra actividad y así tributar por un menor rendimiento.

¿Cómo ahorrar fiscalmente si trabajas desde casa como autónomo?

Si hemos estado trabajando desde casa como autónomo, desarrollando nuestra actividad en una parte de nuestra vivienda y podemos demostrarlo, a la hora de hacer nuestra declaración podemos deducir un porcentaje del 30% de la parte afecta al desarrollo de la actividad.

  • Por ejemplo, si nuestra casa tiene 100 metros y utilizamos una habitación como despacho con una superficie de 20 metros, sabemos que el porcentaje afecto a nuestra actividad es de un 20%.
  • De ahí podemos fijarnos en la factura de la luz, gas, agua, telefonía, etc., y sacar el 20%.
  • Del resultado, aplicaremos el 30% y esa es la parte que podemos desgravar, siempre y cuando lo podamos justificar por cualquier medio de prueba admitido en derecho, y ha de estar afecta la vivienda a la actividad mediante la Declaración Censal, Modelo 036 (ordinario), Modelo 037 (simplificado).

Ponemos como ejemplo una factura de luz de 2.000 euros, de la cual tomamos el 20%=400 euros. Posteriormente, de este resultado tomamos el 30%, obteniendo un total 120 euros que puedo incluir como gasto. 

De esta manera, sobre todo en este último trimestre, y a raíz de la subida de la electricidad, es bastante importante beneficiarnos de esta deducción. 
 

Invertir en cursos o estudios

También es un buen momento para cerrar el ejercicio e invertir en nuestro propio desarrollo, esto es, en cursos, congresos, coloquios relacionados con nuestra actividad, etc. que generarán un gasto que nos beneficiará y hará que ahorremos a nivel fiscal.

Por otro lado, es conveniente analizar cómo ha ido el año anterior en el IRPF, si hemos estado en estimación objetiva (módulos) para cambiarnos a estimación directa, y guardar todas las facturas que acrediten todos y cada uno de los gastos que queremos desgravarnos.

Nuria Diez | Abogada de Legálitas

Referencia legal:

Ley 35/2006, de 28 de noviembre, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y de modificación parcial de las leyes de los Impuestos sobre Sociedades, sobre la Renta de no Residentes y sobre el Patrimonio.

Empresas Fiscal
FacebookwhatsappTwitterLinkedInEmail

¿Te ayudamos a elegir?

Tenemos un plan para tí. Y siente el poder de contar con un abogado tantas veces como necesites desde 19,99 € al mes. Servicio anual.

Abre el recomendador

Artículos recientes