Soy limpiadora y tengo fibromialgia ¿Me pueden conceder una pensión por incapacidad?

29 Septiembre 2014

FacebookwhatsappTwitterLinkedInEmail

#Texto revisado octubre 2015

La simple declaración de fibromialgia, no es de por sí sola incapacitante, sino que es necesario que su dolencia sea definitiva, le ocasione sufrimiento o dolor en su trabajo habitual, le provoque continuas bajas de incapacidad temporal, y que lleve aparejado dolores que precisen tratamiento en clínica del dolor.

Por tanto, es necesario que su patología sea realmente invalidante para el trabajo, y cumpla las siguientes características:

  1. Que las reducciones anatómicas o funcionales sean objetivables "susceptibles de determinación objetiva", es decir, que se puedan constatar médicamente de forma indudable, no basándose en la mera manifestación subjetiva del interesado.
  2. Que sean "previsiblemente definitivas", esto es, incurables, irreversibles; siendo suficiente una previsión seria de irreversibilidad para fijar el concepto de invalidez permanente, ya que, al no ser la Medicina una ciencia exacta, sino fundamentalmente empírica, resulta difícil la absoluta certeza del pronóstico, que no puede emitirse sino en términos de probabilidad.
  3. Que las reducciones sean graves desde la perspectiva de su incidencia laboral, hasta el punto de que disminuyan o anulen su capacidad laboral en una escala gradual que va desde el mínimo de un 33% de disminución en su rendimiento para la profesión habitual - incapacidad permanente parcial- a la que impide la realización de todas o las fundamentales tareas de la misma -incapacidad permanente total- hasta la abolición del rendimiento normal para cualquier profesión u oficio que el mercado laboral pudiera ofrecer incapacidad permanente absoluta.

Referencia legal

  • Real Decreto Legislativo 1/1994, de 20 de junio, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social
Trabajo
FacebookwhatsappTwitterLinkedInEmail

¿Te ayudamos a elegir?

Tenemos un plan para tí. Y siente el poder de contar con un abogado tantas veces como necesites desde 19,99 € al mes. Servicio anual.

Abre el recomendador

Artículos recientes