Una clienta de Legálitas recupera casi 4.000 euros de la reserva de un crucero

09 Julio 2021

FacebookwhatsappTwitterLinkedInEmail

En los últimos meses, han sido muchos los planes truncados, los viajes pospuestos y las celebraciones canceladas en contra de nuestra voluntad, debido a la crisis por la pandemia del coronavirus.

 

Los abogados de Legalitas del departamento de Consumo gestionan a diario situaciones de este tipo, así como todo tipo de consultas legales relacionadas con las reservas de viajes.

Uno de los casos de éxito más recientes en este sentido es el de una de nuestras clientas, Amalia*, quien había hecho una reserva para un crucero para dos personas por un valor de casi 4.000 euros, y estaba teniendo problemas para obtener el reembolso, tras cancelarse dicho viaje a raíz de la pandemia.

Al obtener la negativa por parte de la agencia de viajes para recuperar su dinero, Amalia se puso en contacto con Legálitas. Así, la letrada Paula Lomas Serrato llevo su caso de principio a fin y logró que le reembolsaran el dinero íntegro de la reserva.

En primer lugar, y tras mucho investigar, la abogada se dio cuenta de que la agencia de viajes del crucero pertenecía a otra empresa más grande, la cual, al parecer (ya que son empresas poco transparentes) tenía sede social en España.

Tras mucho investigar, la abogada obtuvo información clave sobre la empresa y pudo reclamar el dinero

Leyendo las condiciones particulares, la abogada se encontró con una información clave, y es que se rigen por el derecho español y están sujetos a la jurisdicción de los tribunales de España. Por tanto, con esto no debía de haber ningún problema en interponer una demanda de reclamación de cantidad. Con esta base legal, se le reclamó a la empresa el reembolso de lo abonado. 

La base legal utilizada fue que la clienta, Amalia, no tuvo información previa en relación con todas las condiciones del contrato, y que, por tanto, la conducta era totalmente abusiva, pues el el Ministerio de Consumo estableció la obligación de resolver el contrato cuando no se pudieran realizar a consecuencia de la COVID-19. 

Además, la empresa se escudaba que era la empresa de cruceros quien no le había devuelto a ellos, por tanto, se solicitó que de este hecho se nos enviase documental probatoria, donde constase que habían solicitado el reembolso y que este aún no se había producido. 

Por otro lado, como desde Legálitas ya teníamos constancia de que se sometían a la competencia de los tribunales españoles, se indicó que, en caso de no atender el reembolso, se instaría demanda de reclamación de cantidad, que no era preceptiva la asistencia letrada ni de procurador. 

*El nombre de nuestra clienta ha sido cambiado para proteger su identidad.

#LegálitasCasosReales

Casos reales
FacebookwhatsappTwitterLinkedInEmail

¿Te ayudamos a elegir?

Tenemos un plan para tí. Y siente el poder de contar con un abogado tantas veces como necesites desde 19,99 € al mes. Servicio anual.

Abre el recomendador

Artículos recientes

Podría interesarte