Gracias a Legálitas, Pedro logró independizarse y mejorar su situación personal

28 Mayo 2021

FacebookwhatsappTwitterLinkedInEmail

Por mucho que cumplamos los requisitos para recibir una prestación, no siempre es fácil obtenerla. La burocracia, papeleos y el poder demostrar que se cumple con los requisitos necesarios pueden convertir el trámite en un proceso tedioso, en el que no siempre tenemos las de ganar.

Así le ocurrió a Pedro*, cliente de Legálitas, un joven con una discapacidad severa, quien, en un principio, solicitó una prestación de incapacidad permanente no contributiva, pero le fue negada en un primer momento. El motivo de la denegación fue por “superación del límite de ingresos”, aunque él tenía claro que esto era injustificado, ya que sus ingresos ni siquiera eran los suficientes para poder hacerse cargo de los gastos de su vida diaria, y debía recibir el apoyo de sus padres, con quienes vivía.


Convencido de su derecho a recibir la prestación, Pedro se puso en contacto con Legálitas

Viendo que se trataba de una apreciación errónea y convencido de su derecho a obtener esta prestación, Pedro contactó con Legálitas y se puso en manos del abogado Juan Carlos Alonso Vicente, quien lo ayudó desde el primer día y le aconsejó en lo que hiciera falta, incluso con escritos para que pudiese reclamar.

Esto no fue algo sencillo, debido a la tardanza en resolverse el proceso primero y sus dificultades técnicas y económicas, por lo que se optó por iniciar un proceso de nueva petición, informándole de cómo debía proceder y de cómo cumplir para que se le concediese esa prestación a Pedro.

A pesar de la demora, una vez más, de la administración y alguna que otra traba burocrática, al final se resolvió a favor de nuestro cliente, abonándosele, además de la pensión no contributiva, los atrasos correspondientes a la prestación que debía haber recibido en el pasado.

La mejor noticia, como explica el letrado, al margen de la económica, es que Pedro, a raíz de dicho reconocimiento, ha podido emanciparse y mejorar su situación personal de manera notable, ayudando a su independencia y a que su discapacidad no sea un impedimento para desarrollarse personal y profesionalmente.

*El nombre de nuestro cliente ha sido cambiado para proteger su identidad.

#LegálitasCasosReales



Casos reales
FacebookwhatsappTwitterLinkedInEmail

¿Te ayudamos a elegir?

Tenemos un plan para tí. Y siente el poder de contar con un abogado tantas veces como necesites desde 19,99 € al mes. Servicio anual.

Abre el recomendador

Artículos recientes