Legálitas Casos Reales: Gracias a la grabación de una llamada con su abogado, Vicente fue absuelto de un delito que no había cometido

04 Febrero 2021

FacebookwhatsappTwitterLinkedInEmail

En los más de veinte años de experiencia de Legálitas, se han resuelto todo tipo de consultas para nuestros clientes. Algunas de estas consultas corresponden a asuntos cotidianos, otros más serios y, en ocasiones, se trata de momentos de urgencias, para los cuales cuentan con un abogado las 24 horas del día.

Así ocurrió con Vicente*, cliente de Legálitas que necesitó el asesoramiento de un abogado en medio de la madrugada, y quien fue imputado por un delito de negativa a la prueba de alcoholemia

Someterse a una prueba de detección alcohólica es una obligación y deberemos acceder a ella siempre que seamos requeridos por un agente de la autoridad, según la Ley de Seguridad Ciudadana 1/1992 de 21 de febrero.

De lo contrario, se estaría incurriendo en un delito de negativa a someterse a las pruebas de alcoholemia, del artículo 383 del Código Penal, tal como se estaba imputando a nuestro cliente. Este delito puede tener consecuencias legales importantes, con penas de prisión de seis meses a un año, y privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a un año y hasta cuatro años.

Tal como se demostraba en su llamada a Legálitas, Vicente no se había negado a la prueba de alcoholemia

No obstante, y como quedó palpable durante la llamada de Vicente a Legálitas en la misma noche de los hechos, él no se había negado en ningún momento a dicha prueba.

Es por ello por lo que desde Legálitas, el abogado de guardia, quien había asesorado a Vicente de madrugada aquella noche, accedió a testificar mediante videoconferencia en el juicio a nuestro cliente. Así, en el juicio se pudo aportar la grabación de esta llamada, la cual demostró que era cierto que nunca se había negado a dicha prueba, y pudo ser absuelto del delito de negativa a la prueba de alcoholemia.

Gracias a ello, la juez entendió lo que había ocurrido, y es que ante la imposibilidad de realizar la prueba de alcoholemia correctamente por sus problemas de salud, el cliente solicitó, según las indicaciones del letrado, un contraanálisis, habiendo quedado la conversación grabada.

De esta manera, la confianza en su abogado no solo sirvió a nuestro cliente para poder asesorarse aquella noche y conocer sus derechos, sino que también pudo demostrar su inocencia del delito de negativa a la prueba de alcoholemia, al contar con el apoyo de su abogado de Legálitas, quien conocía de primera mano lo que realmente había ocurrido y pudo testificar a su favor, destacando también el buen hacer del nuestro abogado de la Red de Despachos de Legalitas Alberto Manzaneda Ávila, que le defendió en el juicio y diseñó toda la estrategia procesal.

*El nombre de nuestro cliente ha sido cambiado para proteger su identidad.

#LegálitasCasosReales

Casos reales
FacebookwhatsappTwitterLinkedInEmail

¿Te ayudamos a elegir?

Tenemos un plan para tí. Y siente el poder de contar con un abogado tantas veces como necesites desde 19,99 € al mes. Servicio anual.

Abre el recomendador

Artículos recientes