Area privada

Clientes 91 837 38 14

¿Aún no eres cliente?

Llámanos 91 151 37 11

¿Estás pensando en crear una empresa de renting?

03 julio 2014 Coche

Los contratos de renting

El renting de vehículos es un servicio integral de alquiler a largo plazo que incluye todos los servicios accesorios relacionados con el uso y disfrute de este tipo de bienes. El objetivo del renting es facilitar la utilización del bien, no su compra, en las mejores condiciones y con el servicio más completo posible.

Para suscribir un contrato de renting bastaría con que el arrendador tuviera derechos reales de uso y disfrute u otro título que le permitiera ejercer facultades de gestión y administración sobre el bien.

El  arrendatario en el contrato de renting puede ser persona física o jurídica, tanto empresario como particular, dado que no es necesario que el bien quede afecto a una actividad empresarial, industrial, etc.

Seguro que en algún momento pensando en el desarrollo de esta actividad te ha surgido la duda de cuál es la diferencia entre el renting y el leasing. En el leasing, el arrendatario debe desarrollar la actividad empresarial a la que quedan afectos los bienes; en cambio, en el contrato de renting no es imprescindible que se cumpla esta condición.

A partir del momento de suscripción del contrato de renting, el arrendatario puede despreocuparse de todos los aspectos relacionados con el mantenimiento, seguro, reparaciones, así como impuestos municipales que gravan la tenencia de vehículos, puesto que corren por cuenta de la empresa de renting.

Precisamente por este motivo los contratos de renting suelen contener cláusulas orientadas a impedir el mal uso o el abuso en la utilización de los vehículos por parte del arrendatario.

A cambio de ese servicio, el arrendatario deberá pagar cuotas fijas durante todo el período de duración del contrato; el pago suele ser mensual y cubre todos los servicios.