Embargo del salario por impago de préstamos

20 noviembre 2013 Modificar Pensión Compensatoria

En la actualidad, muchas familias en España sobreviven con pequeñas cantidades de dinero, lo que les imposibilita hacer frente a préstamos o créditos que habían contraído con anterioridad.

Si no se puede hacer frente al pago del préstamo la consecuencia será la reclamación de la totalidad del importe por vía judicial.

Una vez que el juzgado haya dictado una sentencia reconociendo la existencia de la deuda, más los intereses y costas judiciales, se iniciará el procedimiento de ejecución del título judicial, cuyo objetivo es hacer efectivo, por parte del banco, el dinero que le ha prestado. En este procedimiento el deudor  que no ha podido hacer frente al pago, puede  señalar bienes, cuentas bancarias, u otros derechos, al objeto de ser embargadas.

Si no se señala ningún bien o derecho, o no cubre con los mismos la totalidad de la deuda, el juzgado efectuará una averiguación patrimonial para poder decretar el embargo de bienes. Una de las gestiones que realizará para ello es solicitar a la Seguridad Social que indique cual es la empresa o empresas para las que trabaja y comunicará al empresario/s que se le va a embargar su salario por este impago.

Ahora bien, la ley no permite embargar la totalidad del sueldo. Hay una parte que se tiene que respetar y es inembargable, con la finalidad de que el deudor pueda mantener su propio sustento, y es la cuantía correspondiente al Salario Mínimo Interprofesional (SMI), establecido anualmente (para el 2.013 en 645,30 euros mensuales).

El resto del importe del sueldo es embargable por escalas, para ello el sueldo se divide en tramos según el salario que perciba. Es decir:

  1. Del primer tramo (0 - 645,30 euros), no se embarga nada.
  2. Del segundo tramo (645,30 – 1.290,60 euros), es embargable el 30%.
  3. Del tercer tramo (1.290,60 – 1.935,90 euros), es embargable el 50%.
  4. Del cuarto tramo (1.935,90 – 2.581,20 euros), es embargable el 60%.
  5. Del quinto tramo (2.581,20 – 3.226,50 euros), es embargable el 75%.
  6. Del sexto tramo (3.226,50 – 3.871,80 euros), es embargable el 90%.

Si se perciben varios salarios o por ejemplo, si además del trabajo tiene una pensión u otras retribuciones laborales (como autónomo o por realizar actividades mercantiles), las cuantías de los mismos se sumaran para determinar los ingresos mensuales y determinar lo que se puede embargar.

Por otro lado, existe una rebaja en las escalas señaladas, entre el 10% y el 15% si tiene cargas familiares.

Además de lo indicado, hay una excepción: cuando se trate de un embargo de salario, debido al impago de un préstamo hipotecario, el SMI inembargable se incrementará en un 50% más, es decir 967,95 euros (645,30 + 322.65), además de un 30% del salario mínimo interprofesional por cada miembro de la familia (cónyuge, hijos y padres) que convivan en el núcleo familiar y  no dispongan de ingresos propios superior al salario mínimo interprofesional.

Compartir artículo

Ejecutiva con mascarilla triste mete su portátil en una caja de cartón

Del ERTE al ERE: ¿me pueden despedir tras un ERTE?

*Actualizado 2 julio 2021. Los años 2020 y 2021 han estado, sin duda, marcados por la crisis ...

joven trabajando desde casa o teletrabajando

Aspectos fundamentales sobre el contrato de obra y servicio

*Actualizado 4 junio 2021. Publicado 24 junio 2015.  Cada vez es más habitual que las ...

chiringuito en verano

¿Es legal aceptar un trabajo de verano si estás en ERTE?

Se acerca la temporada de verano y con ella nuevas oportunidades laborales para muchos, ya sea en ...

¿Sabes qué hacer para detectar un error en la factura de la luz y cómo reclamarlo?

Transcurridos dos meses desde el cambio de normativa y tarifas de la luz, la incidencia en el ...

¿Sabes qué es una dashcam o si es legal en España?

Las dashcam son cámaras para el coche, normalmente, se instalan en el interior del ...

¿Cómo afecta la vacunación a mi vida laboral?

¿Me pueden obligar a vacunarme para desempeñar un determinado puesto de ...

Legálitas.com

Llámanos

91 422 80 90 91 422 80 90 ¿Ya eres cliente? 91 112 04 05 ¿Ya eres cliente? 91 112 04 05
¿Quieres que te llamemos ahora GRATIS?

Llámame gratis