Diferencias entre título constitutivo, estatutos y normas de régimen interno en una comunidad de vecinos

05 Noviembre 2015

FacebookwhatsappTwitterLinkedInEmail

Seguro que en más de una ocasión has oído hablar sobre el título constitutivo, los estatutos de la comunidad de propietarios y las normas de régimen interno, llegando incluso a considerar que son sinónimos. Esto no es así, ambos términos hacen referencia a instrumentos diferentes en una comunidad de vecinos.

En especial, es habitual encontrarnos con que se utiliza indistintamente los términos estatutos de la comunidad de propietarios y las normas de régimen interno. Por lo tanto las comunidades de propietarios en régimen de propiedad horizontal, se rigen no solo por las normas establecidas en la Ley de Propiedad Horizontal, sino también por lo establecido en su Título Constitutivo, en los Estatutos y en las Normas de Régimen Interior, lógicamente estos tres últimos deben respetar la Ley de Propiedad Horizontal.

Título constitutivo 

Cuando hablamos de Título constitutivo se hace referencia al documento de Escritura de División Horizontal en el cual se describe el edificio, así como los servicios e instalaciones con las que cuenta. En el Título constitutivo también se señala el número de pisos y locales con los que se cuenta y la asignación de cuotas de participación de cada uno de ellos.

Estatutos Comunidad de Propietarios

Por su parte, los Estatutos de la Comunidad de Propietarios recogen, entre otras cosas, los derechos, obligaciones y prohibiciones de los propietarios de la Comunidad. Los Estatutos de la Comunidad de Propietarios pueden crearse en el momento en el que se constituye la Comunidad o posteriormente y recogen habitualmente, además de lo señalado, el uso que se hará de cada uno de los pisos, locales o servicios con los que cuenta la Comunidad de Propietarios.

Los Estatutos de la Comunidad de Propietarios también pueden recoger el reparto de los gastos entre los diferentes miembros que conforman la Comunidad, así como las normas sobre seguros, reparaciones y conservaciones del edificio o edificios que compongan la Comunidad de Propietarios.

Reglamento de Régimen Interior en la Comunidad de Propietarios

Y por último, aunque no menos importante, encontramos el Reglamento de Régimen Interior que regula los aspectos más cotidianos de la convivencia en una Comunidad de Propietarios.

El Reglamento de Régimen Interior suele ser acordado por los propios vecinos, frente a los Estatutos de la Comunidad de Propietarios, que en la mayoría de ocasiones son redactados por los propios constructores del edificio.

En general, la aprobación o modificación de las reglas contenidas en el título constitutivo de la propiedad horizontal o en los estatutos de la comunidad, requerirán para su validez la unanimidad del total de los propietarios que, a su vez, representen el total de las cuotas de participación.

Mientras que tanto para la aprobación, como para la modificación de las Normas de Régimen Interior bastará el voto de la mayoría del total de los propietarios que, a su vez, representen la mayoría de las cuotas de participación.

Mencionar, además, que otra de las diferencias que se pueden encontrar entre los Estatutos de la Comunidad de Propietarios y el Reglamento de Régimen Interior es que los Estatutos pueden estar inscritos en el Registro de la Propiedad y desde el momento de la inscripción perjudican a terceros, mientras que las Normas de Régimen Interior no tienen acceso al Registro.

Vivienda
FacebookwhatsappTwitterLinkedInEmail

¿Te ayudamos a elegir?

Tenemos un plan para tí. Y siente el poder de contar con un abogado tantas veces como necesites desde 19,99 € al mes. Servicio anual.

Abre el recomendador

Artículos recientes