Area privada

Clientes 91 837 38 14 91 837 38 14

¿Aún no eres cliente?

Llámanos 91 151 37 11 91 558 98 48

Sí, aunque no hayas firmado un contrato de alquiler ¡Tienes derechos!

30 mayo 2016

En ocasiones nuestros clientes nos llaman preguntando sobre sus derechos como inquilinos y desde Legálitas siempre les recordamos e insistimos en la importancia de tener firmado un contrato de alquiler en el que se queden reflejados los derechos y deberes tanto del propietario como del inquilino. Sin embargo a diario también vemos como en muchas ocasiones hay inquilinos que por diferentes motivos no tienen formalizada esta documentación con todos los riesgos legales que esto puede desencadenar. Si este es tu caso sigue leyendo porque debes saber que aunque vivas de alquiler y no hayas firmado ningún contrato tú también tienes derechos.

Muchos propietarios al alquilar sus viviendas piensan que la persona que vive en su casa, a pesar de pagar mes a mes su alquiler, si no tiene contrato de alquiler escrito carece de derechos como inquilino. Eso es totalmente erróneo puesto que un contrato de arrendamiento existe desde el momento en que dos o más personas se ponen de acuerdo en ceder un inmueble, ya sea una vivienda, un local, etcétera, y pagar un alquiler por ello.

Esto significa que el inquilino adquiere plenos derechos como tal a partir del momento en que entra en un inmueble y comienza a pagar alquiler por ello. El contrato existe aunque sea verbal.

Pero ¿cuáles son esos derechos? Los principales son los siguientes:

  1. Derecho al uso y disfrute pacifico de la vivienda.
  2. Derecho a reparaciones necesarias para mantener la vivienda habitable.
  3. Derecho a una duración mínima del alquiler si se trata de una vivienda tres años (y de uno más si el casero no preavisa el fin de ese contrato en tiempo y forma oportunos).
  4. Derecho de adquisición preferente en caso de venta.

Para que el inquilino pueda hacer valer todos estos derechos es importante que pueda demostrar recibos o justificantes de pago del alquiler, por lo que es fundamental que bajo ningún concepto y en ningún caso el inquilino realice los pagos del alquiler en metálico y sin recibo.

En definitiva tanto si eres inquilino como arrendador, debes tener presente que cualquier persona con un contrato de alquiler verbal también tiene derechos, y muchos. Un contrato verbal a quien más perjudica es al casero, ya que puede tener problemas para acreditar a efectos de cómputo de plazos el inicio de ese alquiler.

Además en caso de que el inquilino comience a pagar con irregularidad, o cada mes una cantidad distinta, le será difícil al articular el desahucio por falta de pago y probar cual era la renta pactada.

También hay que añadir que si ha entregado la vivienda con muebles, instalaciones o enseres el riesgo de perderlos es mayor porque no tendrá como demostrarlo lo que dificultará la reclamación.

Además el arrendador puede ser sancionado, si llega a conocimiento de la administración que existen un contrato de arrendamiento y no se ha depositado la fianza en el organismo pertinente.

 

Tus derechos al alquilar una habitación

Son muchas las personas que tienen que desplazarse fuera de su domicilio habitual por diferentes mot ...

leer más

Aumentan un 5,8% los lanzamientos en alquileres en el primer trimestre del año

Cuando hablamos de lanzamiento judicial hacemos referencia a las acciones que son llevadas a cabo pa ...

leer más
Recuperación de impagados

El 38% de las consultas recibidas en Legálitas sobre vivienda fueron problemas relacionados con el alquiler

Impago de rentas del alquiler, obras en la vivienda arrendada, subida del precio del alquiler&hellip ...

leer más