Aroa consigue que le sustituyan un sofá defectuoso valorado en 3.000 euros gracias a Legálitas

05 Enero 2023

FacebookwhatsappTwitterLinkedInEmail

Al comprar un producto en un establecimiento físico, si resulta estar defectuoso, el cliente tiene derecho a la reparación, la sustitución, la devolución del dinero o a una rebaja en el precio, siempre y cuando la reclamación al vendedor se realice en un plazo no superior a los tres años desde el momento de la adquisición. En cualquiera de estos supuestos, el cliente también puede pedir una indemnización por los daños y perjuicios ocasionados.

Además, tras la modificación de la ley de consumo que entró en vigor en enero de 2022, si se trata de una compra a plazos, el consumidor tiene derecho a la interrupción de los pagos hasta que no se subsane el problema.

Un caso de este tipo es lo que le sucedió a Aroa*. Nuestra clienta compró un sofá valorado en 3.000 euros, pero resultó que la calidad del producto no coincidía con el modelo que había probado en el establecimiento. De hecho, presentaba defectos: los respaldos tenían distintas alturas, había problemas en los reposabrazos, faltaba relleno en varios de los módulos y se formaban muchas arrugas en la piel.

Aroa reclamó desde el principio y el establecimiento se lo reparó, pero no satisfactoriamente, ya que las medidas de los respaldos continuaban sin coincidir. Así, tras dos intentos de reparación y viendo que los defectos no se arreglaban y que la calidad del sofá seguía sin ser igual al que había probado en la tienda, nuestra clienta contactó con Legálitas para conocer sus derechos como consumidora.

La abogada Araceli Durán estudió su caso y le explicó que tenía derecho a la reparación, sustitución o a la devolución del dinero del producto. En base a los dos intentos fallidos de reparación, la letrada envió una reclamación por burofax al establecimiento pidiendo la sustitución del sofá por estar defectuoso alegando, además, que nuestra clienta había reclamado en el momento inicial de la compra y que, por lo tanto, aunque había pasado un tiempo, la carga de la prueba recaía en el vendedor.

Tras un largo proceso en el que se negoció con el establecimiento, se tuvo que acudir a la oficina de consumo e incluso solicitar un arbitraje, el vendedor finalmente cedió y procedió a la sustitución del sofá por otro en perfectas condiciones.

Si como Aroa tienes cualquier incidencia con una compra o devolución y tienes dudas sobre cuáles son tus derechos o qué pasos debes seguir para presentar una reclamación puedes consultar con uno de nuestros abogados para que te asesoren durante el proceso ayudándote así a resolver el problema.

 

*El nombre de nuestro cliente ha sido cambiado para proteger su identidad.

 #LegálitasCasosReales

FacebookwhatsappTwitterLinkedInEmail

¿Te ayudamos a elegir?

Tenemos un plan para tí. Y siente el poder de contar con un abogado tantas veces como necesites desde 20,99 € al mes. Servicio anual.

Abre el recomendador

Artículos recientes