Si aún no eres cliente,
llámanos GRATIS

900 100 604 900 100 281

o te llamamos AHORA

Un agente especializado contactará contigo lo antes posible de lúnes a viernes de 9.00 a 21:00h.
¡Gracias por confiar en Legálitas! Entendido

o te llámanos nosotros

Llámame

Los chiringuitos de playa también tienen responsabilidades

31 julio 2018

Ir a la playa y pedir una paella o unos bocadillos en sus chiringuitos. Parece un plan perfecto para un día de descanso y desconexión con tu familia, amigos o pareja. Desde el restaurante más famoso, hasta el pequeño chiringuito de playa que ofrece comidas a sus clientes, deben cumplir con la normativa vigente en materia de sanidad a la hora de manipular los alimentos e informar sobre alérgenos.  

Los abogados de Legálitas recuerdan que, además de los requisitos que marca sanidad en relación con los alimentos que se manipulan en la hostelería, restaurantes, bares, cafeterías, hoteles, etcétera, se debe cumplir con el Reglamento (UE) Nº 1169/2011 del Parlamento Europeo y del Consejo, así como con el Real Decreto 126/2015, de 27 de febrero. Información alimentaria. Etiquetado de alimentos envasados y no envasados, que obliga a informar sobre los alérgenos presentes en los alimentos que venden, tales como:

1. Cereales que contengan gluten (trigo, centeno, cebada, avena, etc)

2. Crustáceos y productos a base de crustáceos

3. Huevos y productos a base de huevo

4. Pescado y productos a base de pescado

5. Cacahuetes y productos a base de cacahuetes

6. Soja y productos a base de soja

7. Leche y sus derivados

8. Frutos de cáscara (almendras, avellanas, nueces, anacardos, etc)

9. Apio y productos derivados

10. Mostaza y productos derivados

11. Granos de sésamo y productos a base de granos de sésamo

12. Dióxido de azufre y sulfitos

13. Altramuces y productos a base de altramuces

14. Moluscos y productos a base de moluscos


Si disfrutando de una comida, merienda o cena en un chiringuito de playa, al igual que ocurre con cualquier otro bar o restaurante, el cliente sufre una intoxicación alimentaria, debe acudir lo antes posible a un centro médico, que además de tratar de revertir el estado de salud del cliente, pueda emitir un informe médico que acredite dicha intoxicación y cuál ha podido ser el origen.

El cliente perjudicado por comida en mal estado, puede cursar la hoja de reclamaciones e interponer denuncia ante el Departamento de Sanidad y Consumo de la Consejería de Salud de la Comunidad Autónoma correspondiente.

Acudir a la vía judicial está recomendada para los casos más graves, para el resto, los abogados de Legálitas recomiendan una negociación extrajudicial en el que pueda llegarse a un acuerdo con la parte contraria sin necesidades de acudir a los tribunales. 



Hoteles sin niños: ¿son legales?

A escasos días de la época de viajes y puentes navideños, muchos afortunados es ...

leer más

¿Pueden subir los restaurantes el precio de los menús para las “comidas o cenas de navidad”?

Se acerca la navidad y, con ella, las comidas y cenas de empresas, amigos, familia, etc., eventos qu ...

leer más

Cinco soluciones a las “trampas” más comunes del Black Friday

Legálitas muestra algunos casos reales de timos, estafas o engaños que, como tris ...

leer más