Si aún no eres cliente,
llámanos GRATIS

900 100 604 900 100 281

o te llamamos AHORA

Un agente especializado contactará contigo lo antes posible de lúnes a viernes de 9.00 a 21:00h.
¡Gracias por confiar en Legálitas! Entendido

o te llámanos nosotros

Llámame

Responsabilidad por Comidas en Mal Estado

31 diciembre 2012

¿Ante quién se podrá exigir responsabilidades si se sufre una intoxicación a consecuencia de ingerir comida en mal estado?

Todos en algún momento hemos acudido a un restaurante a comer, cenar o simplemente tomar algo. Como usuarios de servicios hosteleros debemos saber que todos ellos, desde el más pequeño al más grande y conocido, deben cumplir una serie de requisitos en materia de sanidad a la hora de tratar los alimentos que luego servirán a sus clientes.

Los siguientes, son los  requisitos que bares y restaurantes deben cumplir en materia de sanidad en relación con los alimentos que manipulen:

- Los útiles de trabajo en contacto con los alimentos deben ser resistentes a la corrosión y fáciles de limpiar y desinfectar.

- Dispondrán de equipos frigoríficos que garanticen el adecuado enfriamiento de los alimentos en las temperaturas reguladas legalmente.

- Las zonas de manipulación de comidas preparadas dispondrán, cuando sea necesario, de lavamanos de accionamiento no manual.

- Para la limpieza de los locales, instalaciones, equipos y recipientes en contacto con los alimentos, aplicará un programa de limpieza y desinfección; además aplicará un programa de desinsectación y desratización. Todo ello de acuerdo con la legislación vigente.

- Los contenedores de distribución de comidas preparadas, las vajillas y cubiertos serán higienizados con métodos mecánicos, mediante un sistema que asegure su correcta limpieza y desinfección.

- Cumplirán la normativa relativa a envasado, etiquetado y medidas de autocontrol de calidad de los alimentos.

Los responsables de establecimientos, por tanto, deben responder frente a los consumidores en caso de que éstos ingirieran un alimento en mal estado. No obstante, cuando se trate de un alimento en envase cerrado en adecuadas condiciones de conservación, la responsabilidad corresponde al fabricante o al elaborador del producto.

En consecuencia, cuando el consumidor resulte intoxicado por haber ingerido una comida en mal estado, puede reclamar, siempre que acredite mediante el correspondiente informe médico la intoxicación y el origen de la misma.

Para ello debe dirigirse al establecimiento, cumplimentando la correspondiente hoja de reclamaciones o presentando un escrito enviado de forma fehaciente. Se podrá denunciar además ante el Organismo competente en materia de Sanidad y exigir, en casos graves, responsabilidades civiles ante los Tribunales de Justicia.

La reclamación por los daños y perjuicios depende de los daños que en cada caso pueda acreditar el afectado.

¿5.000 euros de multa por “liarla” en el avión? Cuidado, es posible

Todos sabemos que, cuando se viaja en avión, es conveniente tener un buen comportamiento y se ...

leer más

Consejos si vas a unirte al Black Friday con tu empresa

Un año más, la tradición americana del Black Friday vuelve a España. Est ...

leer más