Gonzalo logra que le devuelvan 900 euros por una reparación defectuosa del aire acondicionado de su vehículo

22 Febrero 2023

FacebookwhatsappLinkedInEmail

El Real Decreto 1457/1986 por el que se regulan la actividad industrial y la prestación de servicios en los talleres de reparación de vehículos automóviles establece que hay un plazo de garantía para las reparaciones efectuadas en los vehículos, por el que el taller que ha efectuado una reparación debe hacerse cargo si esta presenta problemas durante los tres meses posteriores o hasta que el vehículo alcance los 2.000 kilómetros. Esta garantía en las reparaciones se aplica, aunque el vehículo ya no tenga garantía legal, es independiente.

Esto fue lo que le sucedió a Gonzalo*. Nuestro cliente llevó su vehículo al taller para que le arreglasen el aire acondicionado, lo que le costó más de 900 euros. A las pocas semanas, el aire seguía sin funcionar y Gonzalo volvió al taller para que se lo revisarán, ya que la reparación había resultado defectuosa. No obstante, pese a que estaba en periodo de garantía, el taller no quiso hacerse cargo.

Debido al desconcierto, Gonzalo se puso en contacto con Legálitas para conocer sus derechos como consumidor y saber qué procedimiento seguir. La abogada Tamara González Vallina estudió su caso y le explicó que, al no haber pasado tres meses desde la reparación del vehículo, tenía derecho a que la empresa se hiciera cargo del arreglo.

En primer lugar, la abogada le recomendó hablar con el taller e intentar llegar a un acuerdo amistoso y, si no lo lograba, solicitar una hoja de reclamaciones y, posteriormente, un informe pericial.

Tras interponer dos hojas de reclamaciones y obtener respuesta negativa del concesionario, que indicaba que el problema venía dado por otra pieza y que esa nueva reparación tenía un coste a parte, nuestro cliente contrató a un perito que elaboró una hoja pericial en la que se manifiesta que la reparación del aire acondicionado fue defectuosa.

Con esta hoja pericial elaborada por el perito, la letrada preparó una reclamación dirigida al taller en la que se solicitaba, por una parte, la reparación total de la avería del vehículo ya que la reparación inicial fue defectuosa y, por otra, la devolución de los 900 euros a nuestro cliente, puesto que la reparación se inició durante el periodo de garantía y, por tanto, el importe debía ser asumido por la compañía.

Ante la falta de respuesta del taller, nuestra abogada recomendó a Gonzalo poner una demanda de juicio verbal por la vía judicial. Gonzalo la presentó en el juzgado de su domicilio y, tras ser admitida a trámite, el concesionario respondió favorablemente: reparó el aire acondicionado del vehículo cuya reparación le había costado 900 euros y le devolvió al cliente el importe pagado por el informe pericial.

Gonzalo ha mostrado su satisfacción con el asesoramiento y el trabajo realizado por la letrada.

Si te ocurre un caso similar y tienes dudas sobre cuáles son tus derechos o qué pasos debes seguir para presentar una reclamación puedes consultar con uno de nuestros abogados para que te asesoren durante el proceso ayudándote así a resolver el problema.

 

*El nombre de nuestro cliente ha sido cambiado para proteger su identidad.

 #LegálitasCasosReales

FacebookwhatsappLinkedInEmail

¿Te ayudamos a elegir?

Descubre en 1 minuto el plan que mejor se adapta a ti.

Empezar ahora

Artículos recientes