Leticia consigue recuperar la posesión del trastero que tenía alquilado gracias a Legálitas

09 Septiembre 2022

FacebookwhatsappTwitterLinkedInEmail

Cuando una persona alquila una propiedad como arrendador pasa a tener la posesión de ese inmueble, por lo que el propietario no puede impedir que se ejerza ese derecho impidiéndole el acceso. Para que la propiedad recupere la posesión de forma legal durante el tiempo que dure el contrato es necesario iniciar un procedimiento de desahucio, sí se incurre en un motivo de incumplimiento de este contrato.

Un casi similar es el que le ocurrió a *Leticia. Nuestra clienta tenía alquilado un trastero a una sociedad y, de repente, un día que acudió al inmueble se lo encontró cerrado con un candado para evitar que entrase. Cuando llamó a la compañía para saber qué sucedía, le indicaron que le habían negado el acceso por el impago del alquiler, aunque el mes que le reclamaban aún no había vencido.

Leticia se puso en contacto con Legálitas para conocer si esto era legal y saber cómo proceder. La letrada Lourdes Ortiz estudió el caso y comprobó que la sociedad ni siquiera le había hecho a Leticia un contrato de arrendamiento, sino que le había enviado un contrato de prestación de servicios, con lo cual el contrato que tenía nuestra clienta con la sociedad era contrario a la Ley de Arrendamientos Urbanos.

Además, como el mes de alquiler que la reclamaban aún estaba en vigor, no le podían impedir la entrada al trastero. En todo caso, si la sociedad quería impedir que Leticia accediera al inmueble debía iniciar un procedimiento de desahucio.

Tras el asesoramiento de la abogada, Leticia se puso en contacto con la sociedad y les trasladó la información recabada logrando volver a usar el trastero, ya que retiraron el candado que le impedía el paso de manera inmediata. No obstante, ante el incidente sufrido y debido a la ilegalidad del contrato que le habían presentado, nuestra clienta decidió dejar de arrendar este inmueble y dar por finalizado el contrato con la sociedad, lo que originó un nuevo problema: la devolución de la fianza. La sociedad se negaba a devolverle la fianza inicial depositada en su momento alegando el uso de ese importe se había usado para pagar ‘gastos de gestión’.

La clienta se volvió a poner en contacto con nuestra abogada, que envió a la sociedad un requerimiento de reclamación solicitando la devolución íntegra de la fianza, lo cual está siendo tramitado de manera satisfactoria.

Si te encuentras en una situación similar y tienes dudas sobre tus derechos como inquilino de una propiedad, nuestros abogados te asesoraran durante todo el proceso ayudándote en lo que necesites. 

*El nombre de nuestro cliente ha sido cambiado para proteger su identidad.

 #LegálitasCasosReales 

Casos reales alquiler
FacebookwhatsappTwitterLinkedInEmail

¿Te ayudamos a elegir?

Tenemos un plan para tí. Y siente el poder de contar con un abogado tantas veces como necesites desde 19,99 € al mes. Servicio anual.

Abre el recomendador

Artículos recientes