Area privada

Clientes 91 837 38 14

¿Aún no eres cliente?

Llámanos 91 151 37 11

Los delitos más frecuentes contra la seguridad vial

01 julio 2017

Los delitos contra la seguridad del tráfico se cometen cuando se realizan acciones que ponen en peligro como su propio nombre indica, la seguridad en el tráfico rodado.

A continuación mostraremos los supuestos o conductas que se consideran un delito contra la seguridad vial. Se castiga al conductor que conduce a velocidad excesiva, superando en más de 60 kilómetros por hora en vía urbana o en 80 kilómetros por hora en vía interurbana a la permitida legalmente.

¿Necesitas defender tus derechos en un juicio? Podemos ayudarte

También es constitutivo de delito conducir bajo la influencia de bebidas alcohólicas –con una tasa de alcohol superior a 0,60 miligramos por litro de aire espirado o 1,2 gramos por litro de sangre- o de las drogas.

Es delito conducir con temeridad manifiesta poniendo en peligro la vida o integridad de las personas, negarse a someterse a las pruebas para la comprobación de las tasas de alcoholemia y la presencia de drogas, conducir en los casos de pérdida de vigencia del permiso o licencia por pérdida de los puntos asignados legalmente o tras haber sido privado del permiso o licencia por decisión judicial, castigando la ley igualmente al que conduzca sin haber obtenido nunca el permiso o licencia de conducción.

Por último, el Código Penal castiga al que origine un grave riesgo para la circulación colocando obstáculos imprevisibles en la vía, derramando sustancias deslizantes o inflamables, anulando la señalización o no restableciendo la seguridad de la vía cuando tenga obligación de hacerlo.

Las penas por estos delitos varían según cada uno de los supuestos, así por ejemplo, en el caso de exceso de velocidad la pena puede ser de 3 a 6 meses de prisión o multa de 6 a 12 meses o trabajos en beneficio de la Comunidad y retirada del carné de conducir. Estas penas son las mismas para aquellas personas que conduzcan bajo la influencia del alcohol y superen las cantidades anteriormente mencionadas.

Por otro lado, en el caso de conducir con temeridad manifiesta, la pena puede ser de prisión de 2 a 5 años y multa de 12 a 24 meses y privación derecho conducir de 6 a 10 años. Si el delito cometido es la negación de la realización de la prueba de alcoholemia, la pena es de prisión de 6 meses a 1 año y privación derecho conducir entre 1 y  4 años.

Un despacho de la Red de Legálitas consigue para un cliente que su vecino acosador le resarza por los daños ocasionados

El despacho de Legálitas en Álava consigue 3.888 € para su cliente Los hechos se ...

leer más

Derecho de asilo, delito de rebelión, extradición… ¿Qué dice el Código Penal?

En los últimos días, escuchamos hablar habitualmente en los medios de comunicaci&oacut ...

leer más

Hasta 20 años de cárcel por provocar un incendio

El Código Penal prevé, para los supuestos de mayor gravedad, pena de prisión ...

leer más