Legálitas consigue que a un cliente le devuelvan 4.000 euros por una valoración catastral incorrecta

21 Febrero 2022

FacebookwhatsappTwitterLinkedInEmail

El catastro rastrea periódicamente mediante satélites y drones los municipios españoles para comprobar si los datos de los inmuebles que aparecen en la Gerencia Regional del Catastro se corresponden con la realidad de las propiedades. Debido a ello, en Legálitas son habituales las consultas de clientes que reciben notificaciones por parte de la Gerencia Regional o Territorial del Catastro, informándoles de la regulación del valor de su inmueble porque han detectado alteraciones no declaradas o declaradas de forma errónea, lo que se traduce en un aumento del valor catastral del inmueble y, en consecuencia, del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) a abonar, entre otros.

Este es el caso de Óscar*, que se puso en contacto con Legálitas porque recibió una carta del catastro notificándole que el catastro, a través de un dron, había detectado que su propiedad tenía una superficie superior a la que había declarado, imputándole como superficie añadida una piscina y un garaje. De esta manera, le regularizaban el valor catastral de su inmueble, duplicándole el importe que tenía que pagar a partir de ese momento en concepto de recibo del IBI. Pero, además, le regularizaban la situación con carácter retroactivo, por lo que le reclamaban el diferencial del importe correspondiente a los cuatro ejercicios anteriores a la recepción de la carta.   

Tras estudiar el caso, nuestra abogada Nuria Diez, experta en el ámbito fiscal, elaboró y envió un escrito de alegaciones, un recurso de reposición y, posteriormente, una reclamación económico-administrativa argumentando en los tres documentos que la superficie que le imputaban era incorrecta al tratarse de una piscina movible que, por lo tanto, no formaba parte de la superficie real del inmueble y de un ‘cobijo’ hecho con lona, no de un garaje como tal. Asimismo, se adjuntó también una tasación de un perito para demostrar que la superficie notificada por el catastro no era real.

Tras cuatro años de espera, el Tribunal Económico-Administrativo ha respondido dándole la razón a Óscar y dictaminando que la superficie añadida no se corresponde con la realidad. En consecuencia, a nuestro cliente le devolvieron todo lo que había pagado de más durante los últimos cuatro años, desde que le enviaron la notificación por carta de la regulación del valor catastral del inmueble.

Pero, no le devuelven todo el importe que le imputaron con carácter retroactivo, correspondiente a los cuatro años anteriores a esa notificación. Por ello, nuestra abogada presentó un nuevo recurso de reposición en el que, aunque se mostraba la conformidad del cliente con la resolución, se solicitaba la cantidad de los ejercicios anteriores. Finalmente, la resolución es favorable y devuelven a nuestro cliente el importe total con intereses de demora.

Así, gracias a Legálitas, Óscar ha logrado que le devolviesen alrededor de 4.000 euros por el computo de todos los años que había pagado un importe superior al que le correspondía en concepto de IBI debido a esa regulación catastral incorrecta.

El caso de Óscar es un habitual en las consultas que recibimos en Legálitas. Por ello, si tienes un problema similar y tienes cualquier duda sobre cómo proceder, nuestros abogados te asesorarán durante todo el proceso ayudándote a resolver el problema.

*El nombre de nuestro cliente ha sido cambiado para proteger su identidad. 

#LegálitasCasosReales

Casos reales Fiscal Vivienda
FacebookwhatsappTwitterLinkedInEmail

¿Te ayudamos a elegir?

Tenemos un plan para tí. Y siente el poder de contar con un abogado tantas veces como necesites desde 19,99 € al mes. Servicio anual.

Abre el recomendador

Artículos recientes