¿Cambiar ropa sin el ticket de compra? ¿Es posible?

07 Julio 2022

FacebookwhatsappTwitterLinkedInEmail

Comprar una prenda de ropa es como seguir un ritual: te gusta un pantalón, te lo pruebas en tienda, lo pagas, te marchas a casa y, en caso de que no te haya convencido mucho, te lo vuelves a probar para salir de dudas. En caso de no gustarte, lo primero que se busca es el ticket de compra porque, en un principio, sin él no se podrá devolver. Pues bien, es momento de explicar que, aun no teniendo dicho ticket, es posible hacer la devolución y recuperar el dinero.   

Si estamos ante un supuesto de “no conformidad”, sería aplicable la normativa de garantías, según la cual, el cliente tiene derecho, en un caso así, a pedir la sustitución de la prenda o, de no haberla, la devolución del dinero. Pero si, por el contrario, el producto está en perfecto estado, no es posible aplicar la normativa de garantías, por lo que únicamente se podría cambiar el producto en caso de que la política del establecimiento así lo contemple, teniendo que revisar y consultar las condiciones que el vendedor tiene estipuladas con sus clientes.

En cualquiera de los dos supuestos, para hacer valer la garantía o promover la devolución del producto, debemos disponer del justificante de compra que la acredite pues, en otro caso, el establecimiento no estaría obligado a admitir el producto de nuevo. Ese justificante no debe ser necesariamente una factura, siendo suficiente disponer de la llamada factura simplificada al tratarse de una compra realizada al por menor, por un consumidor y de cuantía que no excede de 3.000 €.

En caso de extravío del ticket, si hubiera realizado la compra mediante tarjeta bancaria podría tratar de negociar con el establecimiento que admitan como justificante el exhibir el cargo bancario realizado por quien fue el comprador. Más fácil sería la localización de la venta si se hubiera realizado la compra con una tarjeta cliente y, por tanto, quedando registrado en la base de datos del vendedor la compra.

¿Qué tipo de ropa no se puede cambiar?

La Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios y otras leyes complementarias recoge un listado de excepciones al derecho de desistimiento, entre los que destacan los siguientes:

-        Prendas de ropa personalizadas.

-        Artículos en los que el embalaje original haya sido quitado o roto.

-        Ropa interior o de baño que no lleven el precinto sanitario.

¿Qué pasa si quiero cambiar algo que compré en rebajas, liquidación y outlet?

Es fundamental señalar que, al igual que el resto del año, los consumidores tienen derecho a cambiar o devolver un artículo comprado en periodos de rebajas, con la única excepción de que el propio comercio o vendedor lo avise previamente de forma clara y visible.

¿Y si compré un artículo que ahora está rebajado? ¿Qué cuantía me devuelven?

Siempre que se esté dentro del plazo de devolución establecido, se puede realizar la devolución de un producto adquirido antes de comenzar las rebajas. El comercio abonará el importe correspondiente al momento de la compra y no al precio rebajado que tenga dicho artículo.

¿Y si el producto está defectuoso?

Debemos entender por producto defectuoso aquel que no ofrece la seguridad esperada, teniendo en consideración todas las circunstancias, especialmente su presentación, uso previsible y momento de puesta en marcha. En definitiva, es aquel bien o servicio que no cumple con las correspondientes especificaciones en el momento de su uso o consumo.

En caso de haber comprado un producto defectuoso o no funciona correctamente, el vendedor debe repararlo, cambiarlo o incluso hacer el reembolso del importe. Asimismo, si el producto fue adquirido en internet o fuera de un establecimiento comercial, como puede ser por teléfono o por correo electrónico, el consumidor tiene derecho a devolver el pedido en un plazo de 14 días, sin necesidad de justificar dicha devolución.

La reparación o sustitución del producto no supondrá ningún coste adicional para el consumidor, siempre y cuando esté en periodo de garantía. Ese periodo se suspende mientras el artículo está en el servicio técnico. Sin embargo, si se trata de un artículo de segunda mano, no se podrá exigir su devolución debido a la dificultad de encontrar uno igual o de características similares.

Henar Hernández | Abogada de Legálitas

Referencia legal

FacebookwhatsappTwitterLinkedInEmail

¿Te ayudamos a elegir?

Tenemos un plan para tí. Y siente el poder de contar con un abogado tantas veces como necesites desde 19,99 € al mes. Servicio anual.

Abre el recomendador

Artículos recientes