Area privada

Clientes 91 837 38 14 91 837 38 14

¿Aún no eres cliente?

Llámanos 91 151 37 11 91 558 98 48

Si juegas a la lotería, cúbrete bien las espaldas

12 febrero 2015

Nos remontamos a agosto de 2002, cuando el número 49.032 resultó premiado con 60.000 euros al décimo. Entre los agraciados, un grupo de amigos que desde hacía años jugaban dos series completas de ese número en un bar del barrio de Tetúan, en Madrid. 

En total, semanalmente ese número era jugado por vecinos y comerciantes del barrio, quienes esperaban que, como había pasado todas las semanas desde 1996, el dueño del bar guardara los 20 décimos de ese número que compartían los hasta entonces amigos. El 10 de agosto de 2002 el número 49.032 fue premiado y los protagonistas de esta historia se repartieron el millón doscientos mil euros (1.200.000€) que les había tocado, pero no los casi tres millones de euros con los que fueron agraciados por el Premio Especial por una de las series que jugaban.

Son estos tres millones de euros los que reclaman a cuatro de los compañeros, y es que según afirman los afectados, esas personas, entre las que se encuentra el dueño del propio bar, cobraron por su cuenta el Premio Especial de una de las series, sin repartirlo entre el resto de jugadores. En 2009 un Juez les dio la razón a los 10 amigos afectados, pero los procesados ya se habían gastado ese dinero.

Ahora, en febrero de 2015, se vuelve a abrir el procedimiento contra esas cuatro personas, quienes argumentan que ese décimo no era del grupo, sino propiedad de una de las personas que ahora están acusadas.

Cada vez es más habitual que grupos de amigos o familiares jueguen a la lotería compartiendo el décimo. Nicolás Lerma, abogado de Legálitas, explica en “Aquí en Madrid” de Telemadrid que si se comparte décimo lo mejor es poner en un folio el nombre, apellidos y DNI de cada una de las personas que juega ese número y quedarse cada participante con una copia, siempre teniendo en cuenta que son décimos al portador, es decir, la persona que tiene el décimo físicamente es quien puede cobrar la cantidad agraciada.

¿Sirve una foto de WhatsApp para acreditar que juega ese décimo? Según el abogado de Legálitas, sí podría servir. “Lo que necesitamos demostrar en un juicio es que estamos participando de ese premio, da igual que sea de forma telemática o con un testigo” asegura Nicolás Lerma.

El consejo que damos desde Legálitas: Cuidado con pensar en quedarse el premio que se debería compartir, nos podríamos enfrentar a penas de cárcel, como los implicados en este caso, para quienes la acusación particular pide ahora seis años de cárcel.

Diferencias entre crédito y préstamo bancario

Hay términos que, coloquialmente, se utilizan como sinónimos pero que no son tales. En ...

leer más

¿Qué se consideran “causas de fuerza mayor” y qué supone para el viajero?

En los últimos días estamos viendo como los medios de comunicación se est&aacut ...

leer más

Los chiringuitos de playa también tienen responsabilidades

Ir a la playa y pedir una paella o unos bocadillos en sus chiringuitos. Parece un plan perfecto para ...

leer más