Area privada

Clientes 91 837 38 14 91 837 38 14

¿Aún no eres cliente?

Llámanos 91 151 37 11 91 558 98 48

La práctica del “sexting” tiene consecuencias legales

26 abril 2016

El “sexting” se define como la acción y comportamiento basado en el envío de contenido audiovisual de tipo sexual a través de distintas vías, como por ejemplo WhatsApp.

Este “fenómeno” está cada día más en auge por la normalización que tienen ya las nuevas tecnologías en nuestra vida diaria, y por las facilidades de los sistemas de mensajerías instantáneas y similares, a la hora hacer envíos multimedia.

Desde Legálitas ponemos de manifiesto que este tipo de acciones tiene unas consecuencias legales que es necesario conocer, para actuar en consecuencia.

A pesar de los peligros, la gente comparte este tipo de contenidos y aunque el hecho de pasar imágenes subidas de tono no es si mismo una acción ilegal, sí que puede llegar a serlo y en más casos de los que son imaginables.

¿Cuándo se trata de una acción ilegal?

Si tu pareja es menor, al margen de que tú lo seas o no, independientemente que haya consentimiento en el envío de la imagen, su simple tenencia se considera pornografía infantil, por lo que este tipo de conductas, entre menores, y por supuesto entre menores y mayores de edad no debe llevarse a cabo bajo ningún concepto. Según el artículo 189 del código penal las consecuencias van de tres meses a un año de prisión o con multa de seis meses a dos años.

Y por supuesto aún en el caso de que no se trate de menores, la difusión de contenidos en muchos casos puede ser ilegal, estás violando no sólo los derechos de imagen de esa persona, sino también su derecho a la intimidad, si te denuncian, es muy probable que seas juzgado por un delito de descubrimiento y revelación de secretos del art. 197.7 CP y además de una pena de prisión de tres meses a un año o multa de seis a doce meses tengas que realizar el pago de una indemnización por daños morales.

¡No tienes el control de esos materiales!

Mandar sólo los videos o fotografías a tu pareja no supone que estés “protegido”, piensa que es posible que esa relación no acabe bien y nunca sabes que puede pasar con ellos en caso de “venganza” y hasta qué punto pueden ser difundidos.

Además nunca sabes qué es lo que le puede suceder a tu móvil o al propio dispositivo al que lo envías, imagina que lo pierdes o lo roban, es imposible que tengas un control de hasta dónde pueden llegar esos contenidos.

¿Y si uso Snapchat?

Ten en cuenta que aunque utilices esta app que te permite hacer fotos y enviarlas, y que presume de que una vez recibidos, se borran de manera automática, esta aplicación tiene un gran fallo y es que en los móviles y pc se pueden hacer capturas de pantalla. Esto se traduce en que la utilidad real de la aplicación es mínima, por no decir completamente inútil, pues los riesgos son los mismos que si las mandas por cualquier servicio de mensajería instantánea, ya que por muy “efímero” que sea su contenido es posible dejar constancia del mismo.

En definitiva recuerda que cualquier tipo de acciones relacionadas con el envío de algún tipo de contenido sexual puede suponer a la larga no solo para ti, sino también para quien lo recibe, unas importantes consecuencias legales por las que es importante que actúes con sensatez y cordura para no tener que lamentarte en un futuro. 

Hasta 20 años de cárcel por provocar un incendio

El Código Penal prevé, para los supuestos de mayor gravedad, pena de prisión ...

leer más

La custodia compartida se otorgó en el 28,3% de los divorcios de 2016

El Instituto Nacional de Estadística (INE) acaba de hacer públicos los datos relaciona ...

leer más

Hasta seis años de cárcel si una novatada se te escapa de las manos

Muchas novatadas son constitutivas de delitos que pueden llegar a castigarse con diferentes pen ...

leer más