Si aún no eres cliente,
llámanos GRATIS

900 100 604 900 100 281

o te llamamos nosotros

¿Qué diferencias existen entre préstamo y crédito bancario para obtener financiación en la Pyme?

20 noviembre 2013

La Pyme a la hora de solicitar financiación por cuenta ajena, debe tener en cuenta las características de estos productos financieros y entre ellos:

Si va a solicitar un crédito, la entidad bancaria realiza una apertura de cuenta corriente, concediendo  un límite de disposición de dinero, firmas o garantías a favor del solicitante y en el que sólo se pagan intereses por el capital dispuesto. El crédito puede ser renovado a su vencimiento tantas veces como lo acuerden la entidad y la empresa cliente.

Este método de financiación es el más corriente  de financiar el circulante de la empresa como gastos fijos, nóminas... y el periodo de concesión suele ser un año salvo en los casos que por motivos de las negociaciones se pacte un plazo más amplio.

Si va a solicitar un préstamo, la entidad bancaria hace entrega a la empresa prestataria de una cantidad fija  que deberá restituir a la finalización del plazo pactado.

Durante la vigencia del  préstamo, la entidad prestataria se obliga a  pagar los intereses devengados sobre el principal del capital prestado. El pago de intereses se paga mensual, trimestral o semestral y generalmente van unidos a una cuota de amortización y siempre devengará intereses. Los préstamos tienen la posibilidad de que se den con un periodo de carencia lo que tiene que tener en cuenta una empresa con falta de liquidez o que este pasando dificultades económicas.

Este es  el método más utilizado para financiar el activo fijo de la empresa como un edificio, maquinaría etc...

Referencia legal

  • Artículos 50, 175 apartado 7,  y  311 a 325 del Real Decreto de 22 agosto de 1885, por el que publica el Código de Comercio.
  • Artículos  1254 y  1255 Código Civil.
  • Artículo 572 de la  Ley 1/2000, de 7 de enero, de Enjuiciamiento Civil.