Si aún no eres cliente,
llámanos GRATIS

900 100 604 900 100 281

o te llamamos nosotros

Impuesto sobre vehículos de tracción mecánica

06 octubre 2014

Es un impuesto de titularidad municipal que grava la titularidad de los vehículos aptos para circular por las vías públicas, con independencia de su clase y categoría.

Se consideran aptos para circular los vehículos que estén inscritos en los registros públicos correspondientes, siempre que no hubiesen causado baja. Igualmente se consideran aptos aquellos vehículos provistos de permisos temporales de circulación o de matrícula turística, aunque no consten en ningún registro.

Se consideran no sujetos:

a) Los vehículos que, habiendo sido dados de baja en los registros por antigüedad de su modelo, puedan ser autorizados para circular excepcionalmente con ocasión de exhibiciones, certámenes o carreras limitadas a los de esta naturaleza.

b) Los remolques y semirremolques arrastrados por vehículos de tracción mecánica cuya carga útil no sea superior a 750 kilogramos.

Tienen la condición de sujetos pasivos las personas físicas o personas jurídicas a cuyo nombre conste el vehículo en el permiso de circulación, con independencia de que coincida con el verdadero propietario del vehículo.

El impuesto se exige conforme a un cuadro de tarifas establecido en el art. 95 del  Real Decreto Legislativo 2/2004, de 5 marzo, que aprueba la Ley Reguladora de las Haciendas Locales, que podrá ser modificado por la Ley de Presupuestos Generales del Estado.

Los ayuntamientos podrán incrementar las cuotas fijadas en las tarifas del Impuesto mediante la aplicación de un coeficiente, que no podrá ser superior a 2, para lo que deberán aprobar el correspondiente acuerdo de imposición y la respectiva ordenanza fiscal reguladora.

Está prevista una bonificación de carácter obligatorio, del 50% de la cuota correspondientes a los vehículos cuyos titulares residan en Ceuta o Melilla y tres bonificaciones, de carácter potestativo, en función de la clase de carburante que consuma el vehículo, de las características de los motores de los vehículos y su incidencia en el medio ambiente  y para los vehículos históricos o aquéllos que tengan una antigüedad mínima de veinticinco años.

El periodo impositivo coincide con el año natural, excepto en el supuesto de primera adquisición de los vehículos, en cuyo caso, comenzará el día en que se produzca dicha adquisición y abarcará hasta el último día del año natural. Se establece el prorrateo de la cuota en los supuestos de alta o primera adquisición del vehículo, baja definitiva del mismo y baja temporal por sustracción o robo.

La gestión tributaria, así como la revisión de los actos administrativos de gestión tributaria le corresponden al Ayuntamiento del domicilio que conste en el permiso de circulación del vehículo, que es el titular del impuesto.

Referencia legal

  • R.D. L. 2/2004 de 5 marzo 2004, de la Ley Reguladora de las Haciendas Locales.

 

Las principales novedades introducidas por la Ley de Presupuestos

Dentro de las principales novedades que se han introducido por la Ley 6/2018, de 3 de julio, de Pres ...

leer más

El vacío legal provoca la incertidumbre y el aumento de consultas sobre plusvalías

Legálitas ha constatado, a través de su Observatorio Jurídico, como las consult ...

leer más

¿Cómo afrontar el IRPF del ejercicio 2017?

Este año la renta del ejercicio 2017 arranca con fuerza, ya que existen novedades que pasarem ...

leer más