Area privada

Clientes 91 837 38 14

¿Aún no eres cliente?

Llámanos 91 151 37 11

Sus derechos como pasajero aéreo

19 abril 2011

Muy posiblemente en alguna ocasión se habrá visto afectado por algún incómodo, por no decir desagradable, acontecimiento con ocasión de tomar un vuelo, a pesar de que, amigo precavido, llegase al aeropuerto con horas de adelanto antes de embarcar, “más que nada por si pasa algo”.

Son tres los episodios fundamentales que puede encontrar justo antes de embarcar, y que le frustre su plan de vuelo: retraso, cancelación y denegación de embarque, éste último más conocido como overbooking. Todos ellos, salvo en casos de fuerza mayor, le proporcionan el derecho a percibir una serie de indemnizaciones legalmente previstas, que ahora veremos.

Antes debe recordar que la cancelación supone la no realización de un vuelo programado, el retraso implica que el vuelo parte horas después de la hora programada y el overbooking es la negativa, por parte de la compañía, a realizar el vuelo, a pesar de que el pasajero afectado haya obtenido su billete.

Respecto del régimen de indemnizaciones reconocido legalmente en las indicadas situaciones, cabe mencionar:

  • Atención. Supone el derecho a ser beneficiario de alimentos, bebidas, hotel, llamadas telefónicas en atención a la incidencia sufrida, y que pretende hacer más llevadera la incomodidad propia de un retraso, cancelación u overbooking. Este derecho debe prestarlo la compañía sin coste alguno para el pasajero, por lo que si su compañía no le proporciona estas atenciones, guarde los tickets y facturas por estos conceptos, ya que serán susceptibles de reclamar con posterioridad.
  • Compensación. Se trata de una indemnización fija, que se genera a favor de cada pasajero de manera automática, por el simple hecho de producirse una cancelación de vuelo o el fenómeno del overbooking en contra de su voluntad. La indemnización asciende a 250 €, para vuelos cuyo trayecto sea inferior a 1.500 kilómetros, a 400 € si la distancia oscila entre 1.500 y 3.500 kilómetros, y a 600 € para vuelos de superior distancia. No obstante, dichas cantidades pueden verse matizadas por concurrencias especiales en cada caso concreto.
  • Reembolso o transporte alternativo. Cualquiera de las tres incidencias mencionadas darán lugar, dependiendo de las circunstancias, al reembolso del billete que no se pudo disfrutar o que le proporcionen, sin coste alguno, un vuelo alternativo. Tenga en cuenta que, en este último caso, usted es quien ha sufragado ese billete alternativo,  y podrá reclamar a la compañía su importe.

Junto al indicado régimen indemnizatorio, es compatible reclamar a la compañía cualesquiera otros daños y perjuicios que la incidencia le haya podido causar, y aquí la casuística es enorme: no poder disfrutar de un acontecimiento lúdico (por ejemplo, una boda), perder alguna o algunas noches de hotel, no poder asistir a una entrevista de trabajo, etc...; alguno de ellos serán económicamente evaluables, y otros comprenderán los denominados daños morales, respecto de los cuales cada vez más los Juzgados y Tribunales vienen reconociendo en esta materia.

Por último, indicar que cualquier reclamación judicial que se plantee en este marco, se tramitará ante los Juzgado de lo Mercantil de su provincia, lo que supone una evidente comodidad para el consumidor, y que cualquier pretensión inferior a 2.000 € se podrá tramitar ante el Juzgado sin necesidad de valerse de abogado ni procurador.

Diez consejos legales para aprovechar con éxito el Black Friday

Consejos para comprar en el Black Friday Un año más la llegada del Black Friday ser&aa ...

leer más

Importantes novedades sobre las hipotecas multidivisa

Novedades sobre las hipotecas multidivisa Acabamos de conocer una importante sentencia del Tribunal ...

leer más

Diferencias entre crédito y préstamo bancario

Hay términos que, coloquialmente, se utilizan como sinónimos pero que no son tales. En ...

leer más