Area privada

Clientes 91 837 38 14

¿Aún no eres cliente?

Llámanos 91 151 37 11

Regulación de Trabajo de los Empleados de Hogar

20 febrero 2012

Son muchas las dudas que surgieron tras el anuncio de la regulación de los trabajadores de hogar. ¿Qué tipo de contrato deberán formalizar? ¿Tendrán derecho a paro? ¿Se fijará la retribución a percibir? ¿Cómo se deberá formalizar la extinción del contrato laboral?

  • FORMA DEL CONTRATO
El contrato de los trabajadores de hogar habrá de formalizarse por escrito si su duración supera cuatro semanas. Deberán como mínimo, recoger, además de la identidad de las partes, los siguientes elementos:
  1. Las prestaciones salariales en especie, cuando se haya convenido su existencia.
  2. La duración y distribución de los tiempos de presencia pactados, así como el sistema de retribución o compensación de los mismos.
  3. El régimen de las pernoctas del empleado de hogar en el domicilio familiar, en su caso.
  4. Duración de periodo de prueba, si así se decide, con un máximo de dos meses.
A estos efectos el Servicio Público de Empleo del Ministerio de Trabajo y asuntos sociales emitirá modelos normalizados, tanto para el contrato discontinuo (por horas), como el contrato fijo.
  • RETRIBUCIONES
La retribución no podrá ser inferior al Salario Mínimo Interprofesional, fijado anualmente por el Gobierno, cifrado en 641,4 euros para el año 2011, para una jornada completa. En los casos de prestación de servicios domésticos con derecho a prestaciones en especie, como alojamiento o manutención, se podrá descontar por tales conceptos el porcentaje que las partes acuerden, siempre y cuando quede garantizado el pago en metálico, al menos, de la cuantía del salario mínimo interprofesional en cómputo mensual y sin que de la suma de los diversos conceptos pueda resultar un porcentaje de descuento superior al 30 por 100 del salario total.

Para la retribución de los empleados de hogar que trabajen por horas, en régimen externo, el salario mínimo de referencia será el que se fije en el real decreto por el que se fija anualmente el salario mínimo interprofesional para los trabajadores eventuales, temporeros y empleados de hogar, que incluye todos los conceptos retributivos; este salario mínimo se abonará íntegramente en metálico, en proporción a las horas efectivamente trabajadas, para el año 2011 está cuantía está cifrada en 5,02 euros por hora efectivamente trabajada.

El empleado de hogar tendrá derecho a dos gratificaciones extraordinarias al año que se percibirán, salvo pacto en contrario, al finalizar cada uno de los semestres del año, en proporción al tiempo trabajado durante el mismo. Su cuantía será la que acuerden las partes, debiendo ser suficiente para garantizar, en todo caso, el pago en metálico, al menos, de la cuantía del salario mínimo interprofesional en cómputo anual.

Es altamente aconsejable la entrega de un recibo de salarios, del que se obtenga copia firmada por la trabajadora a fin de acreditar la entrega de las cantidades

  • JORNADA

La jornada máxima semanal de carácter ordinario será de cuarenta horas de trabajo efectivo, sin perjuicio de los tiempos de presencia, a disposición del empleador, que pudieran acordarse entre las partes.

Respetando la jornada máxima de trabajo y los periodos mínimos de descanso, el tiempo de presencia tendrá la duración y será objeto de retribución o compensación en los mismos términos que acuerden las partes. En todo caso, salvo que se acuerde su compensación con períodos equivalentes de descanso retribuido, las horas de presencia no podrán exceder de veinte horas semanales de promedio en un periodo de referencia de un mes y se retribuirán con un salario de cuantía no inferior al correspondiente a las horas ordinarias.

Con carácter general, entre el final de una jornada y el inicio de la siguiente deberá mediar un descanso mínimo de doce horas.

El empleado de hogar interno dispondrá, al menos, de dos horas diarias para las comidas principales, y este tiempo no se computará como de trabajo.

Los empleados de hogar tienen derecho a un descanso semanal de treinta y seis horas consecutivas que comprenderán, como regla general, la tarde del sábado o la mañana del lunes y el día completo del domingo. En trabajadores a tiempo parcial, la retribución correspondiente al período de descanso se reducirá en proporción a las horas efectivamente trabajadas.

  • VACACIONES
El período de vacaciones anuales será de treinta días naturales, que podrá fraccionarse en dos o más periodos, si bien al menos uno de ellos será, como mínimo, de quince días naturales consecutivos. El periodo o periodos de disfrute de las vacaciones se acordarán entre las partes. En defecto de pacto, quince días podrán fijarse por el empleador, de acuerdo con las necesidades familiares y el resto se elegirá libremente por el empleado. En este caso, las fechas deberán ser conocidas con dos meses de antelación al inicio de su disfrute. Durante el periodo o periodos de vacaciones, el empleado de hogar no estará obligado a residir en el domicilio familiar o en el lugar a donde se desplace la familia o alguno de sus miembros.
  • EXTINCIÓN DEL CONTRATO
DESPIDO: Si el despido se produce por razones disciplinarias la comunicación ha de realizarse por escrito, no obstante, de ser determinada la improcedencia del despido (despido no justificado), deberá indemnizarse al empleado con 20 días por año trabajado, con un máximo de 12 mensualidades. No devengará salarios de tramitación.

DESISTIMIENTO: Si el empleador decide desistir del contrato de trabajo debe comunicar este hecho por escrito al empleado de hogar con una antelación mínima de 7 días, salvo que el empleado lleve prestando servicios durante más de un año, en cuyo caso deberá preavisar con un mínimo de 20 días. Simultáneamente a la comunicación de la extinción, el empleador deberá poner a disposición del trabajador una indemnización en metálico, equivalente al salario correspondiente a doce días naturales por año de servicio, con el límite de seis mensualidades.

Durante el período de preaviso, el empleado que preste servicios a jornada completa tendrá derecho, sin pérdida de su retribución, a una licencia de seis horas semanales con el fin de buscar nuevo empleo.

El empleador podrá sustituir el preaviso por una indemnización equivalente a los salarios de dicho período, que se abonarán íntegramente en metálico.

  • COTIZACIÓN
Con efectos del 1 de enero de 2012, los Empleados de Hogar quedarán integrados en el Régimen General de la Seguridad Social, mediante el establecimiento de un sistema especial para dichos trabajadores en los términos y con el alcance indicados en esta disposición y con las demás peculiaridades que se determinen reglamentariamente.

Con respecto a la obligación de comunicar el alta y el ingreso de las cotizaciones dependerá de la naturaleza de la relación, pudiendo producirse dos situaciones:

  • Empleados/as que realicen trabajos en más de un hogar o, trabajando en uno, realicen menos de 80 horas mensuales. En este supuesto el obligado a solicitar la afiliación, el alta, la baja y la cotización será el empleado doméstico debiendo adjuntar a la solicitud, la declaración de todos los cabezas de familia en la que cada uno de ellos haga constar tiempo y demás condiciones de la prestación de servicios, la mutua elegida para la cobertura de contingencias dentro de los seis días naturales a la fecha de inicio de actividad.
  • Empleados/as que presenten servicios para un solo empleador superando 80 horas mensuales en dicho hogar, en este caso, será el empleador quien, en todo caso, quedará obligado a cursar el alta de la Empleado/a de hogar ante la Seguridad Social que le corresponda por domicilio, así como al ingreso de las cotizaciones.
La cotización a la Seguridad Social en el Sistema Especial para Empleados de Hogar se efectuará con arreglo a la siguiente escala, en función de la retribución percibida por los empleados de hogar:

*(Incluida bonificación para altas a partir de 1 de enero de 2012 hasta el año 2014, no aplicable a altas anteriores.)

*Comprende cotización por contingencia profesional

Desde el año 2013 hasta el año 2018, el tipo de cotización se incrementará anualmente en 0,90 puntos porcentuales, fijándose su cuantía y distribución entre empleador y empleado en la respectiva Ley de Presupuestos Generales del Estado.

  • Plazo para la regularización de trabajadores discontinuos
El plazo para la regularización se mide en meses naturales, a contar desde el primero de enero de 2012. Los empleadores y las personas Empleados/as procedentes del Régimen Especial de la Seguridad Social de los Empleados de Hogar que hayan quedado comprendidos dentro del Régimen General de la Seguridad Social, de conformidad con lo previsto en el apartado 1 de esta disposición, deberán comunicar a la Tesorería General de la Seguridad Social el cumplimiento de las condiciones exigidas para su inclusión en el Sistema especial de Empleados de Hogar de este último Régimen.

Derechos del trabajador ante un cambio de sede de la empresa

Ante un cambio de sede que implique a su vez cambio de centro de trabajo, aceptar el traslado, ...

leer más

Cosas que puedes (o no) hacer mientras estás de baja

Quién no ha pensado alguna vez en las cosas que puede o no hacer mientras se encuentra de baj ...

leer más
Recuperación de impagados

Las irregularidades en los contratos de trabajo

Los meses de verano nos dejan buenas cifras de empleo, pues las contrataciones se disparan en sector ...

leer más