Gracias a Legálitas, Beatriz logró recuperar 300 euros de una compra online durante el estado de alarma: Legálitas Casos Reales

24 agosto 2020 reclamar un fraude online durante la crisis del coronavirus

Desde que se declaró el estado de alarma y aún estos días a causa de la pandemia por la COVID-19, y su consiguiente crisis, las compras online de miles de personas se han visto alteradas por retrasos, falta de existencias o saturaciones de las páginas web debido al gran número de compradores, entre otros imprevistos.

Si bien, en la mayoría de los casos, estas incidencias han sido solucionables y los clientes han sido comprensivos pese a las circunstancias, en otros casos han sido ciertas empresas las que han demostrado comportamientos irresponsables o abusivos aprovechando la situación de crisis. Por suerte, estas últimas forman parte de una minoría, pero que han logrado provocar más de un quebradero de cabeza a sus clientes damnificados. 

El problema que nuestra clienta, Beatriz*, tuvo con una compra online es, por desgracia, muy común entre otras personas, quienes, debido a la situación, han optado por Internet para encontrar productos no disponibles de otra manera. Sin embargo, ella contó con la ayuda de Adauta García Fernández, abogada de Legálitas, gracias a lo cual su preocupación se esfumó en unos pocos días. 

Es así como, durante el estado de alarma, Beatriz detectó en línea una cinta de andar que permitiera a los miembros de su familia mantenerse activos durante el confinamiento. A pesar de estar agotadas en prácticamente todas las páginas web, una tienda en concreto, con sede en España, sí ofrecía dichos productos de ejercicio en casa, si bien avisaba de un retraso en sus envíos de entre 15 y 20 días. Consciente del margen de retraso debido a la situación excepcional, nuestra clienta tramitó igualmente la compra, cuyo precio ascendía a 299 euros, que le fue cobrada al instante.

Para su sorpresa, no solo 20 días después, sino bien transcurrido más de un mes tras la compra, Beatriz no tenía noticias de su pedido. Tras varios correos, logró que la empresa vendedora le contestara que no sabían cuánto tiempo más podía tardar el envío y que probablemente se retrasaría, al menos, 20 días más, si bien podía cancelarlo y recibir un reembolso completo si así lo deseaba.


Tras dos meses de espera, Beatriz decidió cancelar el pedido online y solicitar el reembolso

Es por ello por lo que Beatriz decidió optar por cancelar su pedido, tras casi dos meses de espera, confiando en que se le reembolsaría su compra sin problemas. No obstante, ello no fue así, y pasado más de un mes desde la cancelación seguía sin recibir el ingreso de los casi 300 euros que abonó por un producto que nunca llegó a disfrutar. Por su parte, la empresa vendedora no contestaba al teléfono ni a los muchos correos que nuestra clienta mandó.

Además, Beatriz comprobó mediante un foro online cómo no era solo ella la perjudicada, sino que muchas otras personas habían caído víctimas de la compra de esa misma cinta de andar en la misma página web y seguían esperando su reembolso, mientras que otros clientes habían recibido el producto en su casa, pero defectuoso y de una calidad inferior a la anunciada.

Sin pensarlo más y alarmada por la situación, Beatriz se puso de inmediato en contacto con Legálitas. La abogada Adauta García la asesoró y le explicó entonces los pasos a seguir. Además, en menos de un día, la letrada se puso en contacto, vía correo electrónico, con la empresa vendedora, explicando de nuevo las circunstancias y exigiendo el reembolso completo de los 299 euros por la compra en dicha web en un plazo de siete días.

Gracias a ello, Beatriz* recibió, poco después, la devolución de los casi 300 euros en la misma tarjeta con la que había hecho la compra. Así, meses después de haber tramitado la compra, y sin haber recibido el producto ni mucho menos su dinero, para su tranquilidad, nuestra clienta logró recuperar su dinero íntegramente en pocos días tras ponerse en contacto con los abogados de Legálitas.

#LegálitasCasosReales

*El nombre de nuestra clienta ha sido cambiado para proteger su identidad.

Compartir artículo

caso-real-deduccion-vivienda

Legálitas Casos Reales: Una pareja logra un importante ahorro en su deducción por vivienda habitual

Muchas de las consultas que llegan al departamento Fiscal de Legálitas hacen referencia a la ...

spot publicitario

Gracias a Legálitas, Sergio consiguió ser indemnizado con 1.900 euros por sus derechos de imagen

Los clientes de Legálitas son un diverso grupo de personas de diferentes ...

disfraz de el juego del calamar halloween

Los riesgos legales de excederse con el disfraz de “El juego del calamar” en Halloween

Todo parece indicar que los disfraces de “El juego del calamar”, la sangrienta serie de ...

chiringuito financiero

Cómo evitar ser víctima de un chiringuito financiero

Las consultas relativas a chiringuitos financieros han aumentado notablemente en las ...

Hombre trabajando con su ordenador

¿Qué pueden hacer con la IP de mi ordenador?

Si tienes internet contratado para tu hogar, tendrás un router o dispositivo similar que ...

Legálitas.com

Llámanos

91 422 80 90 91 422 80 90 ¿Ya eres cliente? 91 112 04 05 ¿Ya eres cliente? 91 112 04 05
¿Quieres que te llamemos ahora GRATIS?

Llámame gratis