Si aún no eres cliente,
llámanos GRATIS

900 100 604 900 100 281

o te llamamos AHORA

Un agente especializado contactará contigo lo antes posible de lúnes a viernes de 9.00 a 21:00h.
¡Gracias por confiar en Legálitas! Entendido

o te llámanos nosotros

Llámame

Las Compras a Plazos

28 marzo 2014 noticias

En ocasiones se escucha la idea, no poco extendida, de realizar las compras a plazos pues, si luego no se está conforme con el producto, se pueden suspender los pagos y eso servirá de presión al establecimiento.

Esa idea no se ajusta a la realidad legal. En efecto, si no se está conforme con un producto adquirido, es nuestro derecho hacer valer la garantía; sin embargo, de ningún modo debe suspender los pagos que tenga aplazados, si está financiados a través del correspondiente acuerdo de financiación.

En los contratos pueden pactarse distintas formas de pago, bien al contado bien mediante precio aplazado, siendo hoy por hoy muy frecuentes, en este último supuesto, la financiación de los pagos a través de una empresa distinta al establecimiento vendedor.

En efecto, en el ámbito del comercio, aplazada una compra, en el 99% de los casos ese aplazamiento viene realizándose mediante la financiación, de modo que el cliente comprador que quiere aplazar el precio celebra dos contratos:

  1. Contrato principal: contrato de compraventa (p.ej. de equipo de música)
  2. Contrato accesorio: contrato de financiación
En los que intervienen tres partes:
  1. Establecimiento que vende
  2. Cliente que compra 
  3. Y financiera que paga al contado el precio al establecimiento y que adquiere el derecho de cobro frente al cliente deudor.
Debe quedar claro entonces que:

  1. El cliente pagará el precio aplazado, no al establecimiento sino a la financiera.
  2. El cliente no puede oponer a la financiera las quejas y reclamaciones por la falta de conformidad con el producto comprado al establecimiento.
Conclusiones:
  1. Se evidencia que en esta situación dejar de pagar las cuotas financiadas no va a ser ninguna fórmula de presión al establecimiento, pues él ya cobró el precio.
  2. Ante el impago de las cuotas será la financiera quien podrá poner en marcha contra el deudor los mecanismos de recobro, iniciando contra él acciones de reclamación que pueden llegar a la vía judicial, tendentes a cobrar la deuda existente, más los intereses y costas que se devenguen.
Sin título Imagen Sxc / waider

Legálitas logra que un concesionario devuelva un vehículo y cancele su financiación

En muchos casos, tras la realización de una compra surgen problemas con el producto ...

Cómo reclamar si tu tren ha sido cancelado

Durante la jornada de hoy, se ha convocado una huelga de trenes en toda España, ocasionando ...

¡Algunas sanciones económicas que podrían arruinar tu verano!

Disfrutar en la playa, conducir o combatir el calor podrían ser actividades ...

Qué hacer con las redes sociales de un negocio durante las vacaciones

La temporada de verano es buena para la mayoría de los españoles, unos dejan de ...

Esto es lo que podrás exigir en tu hotel según su categoría y comunidad autónoma

Almohada extra, secador, champú, Internet gratuito… La normativa de cada ...

Un cliente de Legálitas consigue una indemnización tras una caída en un supermercado

En muchas ocasiones, se sufren percances inesperados en diferentes lugares como puede ser una ...