Si aún no eres cliente,
llámanos GRATIS

900 100 604 900 100 281

o te llamamos AHORA

Las Compras a Plazos

28 marzo 2014 noticias

En ocasiones se escucha la idea, no poco extendida, de realizar las compras a plazos pues, si luego no se está conforme con el producto, se pueden suspender los pagos y eso servirá de presión al establecimiento.

Esa idea no se ajusta a la realidad legal. En efecto, si no se está conforme con un producto adquirido, es nuestro derecho hacer valer la garantía; sin embargo, de ningún modo debe suspender los pagos que tenga aplazados, si está financiados a través del correspondiente acuerdo de financiación.

En los contratos pueden pactarse distintas formas de pago, bien al contado bien mediante precio aplazado, siendo hoy por hoy muy frecuentes, en este último supuesto, la financiación de los pagos a través de una empresa distinta al establecimiento vendedor.

En efecto, en el ámbito del comercio, aplazada una compra, en el 99% de los casos ese aplazamiento viene realizándose mediante la financiación, de modo que el cliente comprador que quiere aplazar el precio celebra dos contratos:

  1. Contrato principal: contrato de compraventa (p.ej. de equipo de música)
  2. Contrato accesorio: contrato de financiación
En los que intervienen tres partes:
  1. Establecimiento que vende
  2. Cliente que compra 
  3. Y financiera que paga al contado el precio al establecimiento y que adquiere el derecho de cobro frente al cliente deudor.
Debe quedar claro entonces que:

  1. El cliente pagará el precio aplazado, no al establecimiento sino a la financiera.
  2. El cliente no puede oponer a la financiera las quejas y reclamaciones por la falta de conformidad con el producto comprado al establecimiento.
Conclusiones:
  1. Se evidencia que en esta situación dejar de pagar las cuotas financiadas no va a ser ninguna fórmula de presión al establecimiento, pues él ya cobró el precio.
  2. Ante el impago de las cuotas será la financiera quien podrá poner en marcha contra el deudor los mecanismos de recobro, iniciando contra él acciones de reclamación que pueden llegar a la vía judicial, tendentes a cobrar la deuda existente, más los intereses y costas que se devenguen.
Sin título Imagen Sxc / waider

El empleado de la gasolinera se equivocó de combustible, pero gracias a Legálitas le indemnizaron con más de 300 euros

En nuestra vida cotidiana, nos podemos encontrar con muchas situaciones, por pequeñas que ...

Una de cada cuatro consultas realizadas a un abogado en 2019 fue sobre Consumo

Reclamaciones de consumo y revisión de contratos de alquiler fueron las grandes ...

¿Qué son las causas de fuerza mayor y cuándo se pueden aplicar?

No es extraño ver con frecuencia ejemplos de eventos, celebraciones, vuelos o contratos ...

Piscina de una urbanizacion

Estas son las 10 preguntas más habituales sobre piscinas comunitarias que debes conocer este verano

#LEGÁLITASCONTIGO | NOTICIAS CORONAVIRUS Todos los veranos, surgen las mismas dudas al ...

Móvil rojo en las manos

Los límites de la libertad de expresión en las redes sociales

El derecho a la libertad de expresión es un derecho reconocido en el articulo 20 de nuestra ...

Tienda de campaña verde cerca de un lago

La acampada libre como alternativa vacacional este verano, podría suponer importantes multas

Por norma general, la acampada libre está prohibida en prácticamente todo el ...