Area privada

Clientes 91 837 38 14

¿Aún no eres cliente?

Llámanos 91 151 37 11

La Garantía tras la Reparación por el Servicio Técnico

25 octubre 2013

Cuando alguno de los artículos comprados falla y debe ser enviado al servicio técnico, surge esta duda entre los propietarios ¿Debe ofrecerse una garantía de las reparaciones efectuadas por el servicio de asistencia técnica? 

La respuesta a esta pregunta es SÍ. Las reparaciones realizadas por cualquier servicio de asistencia técnica deben acompañarse con el correspondiente documento de garantía.

La duración mínima de la garantía de la reparación que se realiza dentro de la propia garantía del producto, será de 3 meses desde que el cliente recoja el aparato o el producto.

La garantía de la reparación cubre las mismas prestaciones que la garantía corriente, es decir, los desplazamientos, mano de obra, transporte, piezas de recambio e impuestos.

El consumidor no debe pagar nada durante el periodo de garantía pues todos los gastos son responsabilidad del servicio de asistencia técnica que reparó el aparato en un primer momento.

El consumidor no puede reclamar una nueva reparación de su aparato durante el período de garantía siempre que el servicio de asistencia técnica demuestre que la avería se ha producido por un uso no apropiado del mismo o si se ha averiado por una causa de fuerza mayor.

La regulación legal la encontramos en el Artículo 6 del Real Decreto 58/1988, de 29 de enero, sobre Protección de los Derechos del Consumidor en el servicio de reparación de Aparatos de Uso Doméstico.

Otra de las preocupaciones que se producen cuando se detecta un fallo en un aparato o producto es saber si la garantía estaba sellada y si de no serlo la garantía tendría efecto, es decir, la garantía, ¿debe estar sellada para tener efecto?

No necesariamente. En el supuesto de que se haya adquirido un producto basta disponer del ticket o factura de compra; es decir, no es necesario el sello de garantía del establecimiento para que éste esté obligado a cumplir con su cliente en caso de avería del artículo:

  •  Haciendo las reparaciones pertinentes,
  •  Entregando un aparato nuevo que funcione correctamente,
  • Devolviendo el precio pagado o rebajando el precio.
Todo ello en el caso de que el producto comprado no reúna las condiciones óptimas para servir al destino para que el ha sido adquirido.

Es muy importante conservar los documentos acreditativos de la compra. La fecha es la que figure en la factura de compra o en el cargo bancario si se pagó con tarjeta. El plazo se cuenta desde que el cliente compró el producto de que se trate.

Cuando por el contrario, sí se selló la garantía, la fecha a partir de la cual el aparato se encuentra protegido por la misma, es la que figure en el sello.

La regulación legal la encontramos en el Artículo 12 de la Ley 7/1996, de 15 de enero, de Ordenación del Comercio Minorista y en el Real Decreto Legislativo 1/2007, de 16 de noviembre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios y otras leyes complementarias.

Diferencias entre crédito y préstamo bancario

Hay términos que, coloquialmente, se utilizan como sinónimos pero que no son tales. En ...

leer más

¿Qué se consideran “causas de fuerza mayor” y qué supone para el viajero?

En los últimos días estamos viendo como los medios de comunicación se est&aacut ...

leer más

Los chiringuitos de playa también tienen responsabilidades

Ir a la playa y pedir una paella o unos bocadillos en sus chiringuitos. Parece un plan perfecto para ...

leer más