Area privada

Clientes 91 837 38 14

¿Aún no eres cliente?

Llámanos 91 151 37 11

Guía sobre Cursos de Idiomas

30 junio 2014

Vivir una experiencia en el extranjero es enriquecedor para los más jóvenes y totalmente necesario para muchos adultos por razones profesionales. Sea cual sea el objetivo, el desembolso que se va a realizar es lo suficientemente importante como para no tomar la decisión a la ligera.

Es conveniente estudiar con atención los tipos de cursos ofertados (campamentos de verano, cursos en el extranjero para jóvenes, estancias combinadas de estudio y deporte y programas de idiomas para adultos), destinos, duración, calendario, medios de transporte, características del alojamiento, precios y en general, la información necesaria y adecuada sobre las características de los diferentes programas educativos.

El primer paso es elegir el país en el que deseamos perfeccionar el idioma, puesto que existen numerosas diferencias de unos destinos a otros. Sin lugar a dudas el inglés es el idioma estrella de los cursos de verano, con destinos tradicionales como Gran Bretaña, Irlanda, Estados Unidos.

En relación al contrato y documentación que vamos a suscribir, conviene tener presente lo siguiente:

1.- Publicidad

El proveedor de los servicios con el que contratemos el curso está obligado a darnos la información completa y detallada del servicio,  por lo que las condiciones generales de los folletos publicitarios están sujetas a cuanto resulte de aplicación la Ley 3/2014, de 27 de marzo, por la que se modifica el texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios y otras leyes complementarias, aprobado por el Real Decreto Legislativo 1/2007, de 16 de noviembre, la Ley 7/1998, de 13 de abril, sobre las Condiciones Generales de la Contratación, y el Código Civil.

2.- Inscripción, precio y forma de pago

La inscripción es un contrato que vincula a las partes, cumplimentarlo y aportar la documentación requerida otorga unos derechos y obligaciones para el alumno y la agencia o empresa organizadora.

El precio es condición esencial del contrato por lo que debe estar perfectamente claro todo lo que incluye. Los traslados, el alojamiento, las excursiones, la duración de las clases o la inclusión de seguros médicos  son algunos aspectos que se deben valorar antes de contratar un curso de idiomas y que por lo general, no se incluyen en el precio inicial del curso.

Antes de echar la firma definitiva es conveniente leer bien la letra pequeña y revisar las condiciones generales y los conceptos que se incluyen dentro del paquete, pues el precio final puede ser, en muchas ocasiones, el doble de lo que habíamos imaginado.

3.- Cancelación,  desistimiento o abandono del curso por parte del consumidor.

En el caso de que un consumidor decidiera cancelar el curso contratado, se requerirá que lo notifique por escrito con un plazo mínimo de preaviso para tener derecho a la devolución de las cantidades que hubiese pagado, de lo contrario, deberá abonar la cantidad correspondiente a los daños que se hayan ocasionado, que son los gastos de gestión, y si los hubiese los de anulación. Asimismo, en el caso de desistimiento, se practicarán las retenciones y cobros en los términos que se establecen en las condiciones particulares de los contratos

Sin perjuicio del momento en que se produzca la cancelación, el consumidor deberá asumir, el importe del billete de avión cuando este haya sido emitido y no sea posible el reembolso del mismo.

4.- incidencias del programa.

La empresa o agencia se compromete a facilitar a los consumidores la totalidad de los servicios contratados, con las condiciones y características estipuladas. Las actividades y excursiones pueden variar dependiendo de las condiciones atmosféricas o por decisión de la organización extranjera en ocasiones. No obstante, deberán de tenerse en cuenta las siguientes consideraciones:

a. En el supuesto de que, antes del inicio del  curso, exista alguna modificación de manera significativa, algún elemento esencial del contrato, incluido el precio, deberá ponerlo inmediatamente en conocimiento del consumidor. Éste podrá optar por resolver el contrato, o aceptar una modificación en el contrato. En este último supuesto, se reflejarán las modificaciones introducidas expresamente, y su repercusión en el precio final.

b. En el supuesto de que la empresa se viese obligada a cancelar alguno de sus cursos por causas no imputables al consumidor, o bien en el supuesto de que el consumidor opte por resolver el contrato al amparo de lo previsto en el apartado anterior, la empresa ofrecerá al consumidor un Programa alternativo de igual calidad, o bien reembolsará al consumidor la totalidad de las cantidades que hubiese abonado por el curso contratado.

c. Las reclamaciones que surjan durante el desarrollo del curso contratado, deberán ser puestas en conocimiento de la empresa responsable del programa en el país de destino, con la finalidad de ofrecer una solución satisfactoria con carácter inmediato. En el supuesto de que la solución propuesta en el país de destino no sea satisfactoria para el consumidor, éste dispondrá de un plazo de un mes para presentar una reclamación por escrito. Si la solución propuesta por la organización tampoco fuese de satisfactoria, el consumidor podrá entablar las acciones legales correspondientes.

5.-Usos y costumbres de los países de destino

El alumno se compromete a respetar las leyes del país de destino en que se desarrolle el curso, así como las normas de disciplina de las diversas Organizaciones, Colegios, Centros, Universidades, Escuelas, etc., sobre horarios, obligación de asistencia a clase, normas de conducta y convivencia con los profesores, compañeros, y familias, prohibiciones de consumo de tabaco, alcohol y drogas, etc.

En caso de incumplimiento por parte del alumno de las leyes del país de destino podrá ser expulsado del curso. En tal caso, deberá asumir los gastos originados por su regreso anticipado a España, al margen de cualquier otra responsabilidad debida al dolo o negligencia del participante.

6.- Pasaportes, visados y documentación.

Todos los alumnos, incluidos los menores, deberán llevar en regla la documentación personal (pasaporte individual, DNI...), de acuerdo con la normativa del país donde se desarrolle el curso contratado. La obtención de los visados u otros trámites, correrá por cuenta del consumidor.

7.-Tratamiento médico, farmacológico o quirúrgico.

El consumidor deberá poner en conocimiento de la empresa o el proveedor seleccionado si está sometido a algún tratamiento médico durante su estancia en el país de destino. Se entiende que, en el momento de comenzar el curso, el consumidor goza de una perfecta salud. En caso contrario, la empresa y el proveedor seleccionado se eximen de cualquier tipo de responsabilidad derivada de la falsedad de estas informaciones.

En  el caso de que durante el desarrollo del curso, el alumno necesite tratamiento médico sin que la empresa organizadora haya podido localizar a sus padres, tutores o representantes legales, queda autorizada para tomar las medidas que consideren más oportunas para la salud del alumno. Es una de las condiciones que solemos encontrar en este tipo de contratos.

Sea cual sea el destino de nuestros sueños, la mejor garantía de éxito es recurrir a los servicios de una empresa o agencia con una trayectoria reconocida en este sector.

Un punto de partida para obtener más información sobre el país de destino son las embajadas y los ministerios de Educación y de Asuntos Exteriores de cada país, que suelen contar con organismos oficiales donde ofrecen información sobre los sellos de calidad y dan consejos para elegir centros acreditados.

Sin título

Diferencias entre crédito y préstamo bancario

Hay términos que, coloquialmente, se utilizan como sinónimos pero que no son tales. En ...

leer más

¿Qué se consideran “causas de fuerza mayor” y qué supone para el viajero?

En los últimos días estamos viendo como los medios de comunicación se est&aacut ...

leer más

Los chiringuitos de playa también tienen responsabilidades

Ir a la playa y pedir una paella o unos bocadillos en sus chiringuitos. Parece un plan perfecto para ...

leer más